Autoridades de Massachusetts informaron que, por error, residentes que no calificaban para beneficios por desempleo recibieron dinero en los primeros meses de la pandemia, al igual que cientos de miles que sí eran elegibles pero recibieron demás. En total, 2.7 mil millones del fondo de ayudas habrían sido asignados incorrectamente, según un recuento de le los reportes estatales del Departamento de Trabajo de EE.UU. por parte del abogado Rory MacAneney de Community Legal Aid.

El DUA se apresuró sacando los cheques lo antes posible, incluso cuando las investigaciones de antecedentes debían ser más minuciosas y se establecieron nuevas reglas de elegibilidad para programas de ayuda federal. Si bien persistieron las demoras, el departamento indicó que entregó $33 mil millones en pagos por desempleo estatales y federales en 2020 y 2021 a casi 4 millones de personas.

En un reciente artículo, The Boston Globe señaló que el departamento emitió sobrepagos en 719,000 solicitudes de desempleo desde marzo de 2020 hasta septiembre de 2021. 

Si bien la DUA realiza sobrepagos de manera rutinaria, según el periódico, las suma actual es mucho mayor que en el pasado. Las razones: el departamento tardó varios meses en reconocer las equivocaciones y los montos se vieron impulsados ​​por la ayuda federal, según el Globe.

Si bien los residentes afectados no cometieron un fraude pues, el mismo estado fue el que asignó el dinero, autoridades están contactándolos para descontar mensualmente parte del monto asignado.

Matt Goncalves de Taunton debe pagarle al estado $200 al mes durante los próximos cinco años porque le pagaron $10,000 en exceso en la solicitus de desempleo, contó a The Boston Globe .

Por su parte, los legisladores estatales están intentando buscar una alternativa para resolver la situación. La representante Joan Meschino, demócrata de Hull, está promoviendo un proyecto de ley que ayudaría a aquellos residentes que no cometieron fraude a calificar para una exención, según el Globe.

Massachusetts ocupa el cuarto lugar en sobrepagos de PUA, detrás de Ohio, Maryland y Texas, según MacAneney aseguró al Globe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.