Los vestigios del último invierno, que batió récords históricos en cuando a precipitación de nieve, aún son visibles en pleno verano en Boston.

Junio ya está por terminar, finalmente el clima ronda los 80 grados, la humedad es a veces implacable, y todo el mundo habla sobre sus planes para el 4 de julio. Pero, increíblemente, la nieve aún se resiste a irse por completo de nuestra ciudad.

El alcalde de Boston, Martin Walsh tuiteó una fotografía reciente de la montaña de nieve que aún persiste en el waterfront de South Boston, y que va disminuyendo lenta y progresivamente.

Walsh también informó que la alcaldía removió aproximadamente 30.16 toneladas de nieve de la montaña.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *