La perrita Yoda, de 15 años y ganadora del título al «Perro Más Feo del Mundo» en 2011, murió mientras dormía la semana pasada. Era de raza mixta, chihuahueño y chino con cresta. La mascota de 0.8 kilogramos (1.8 libras) había tenido una vida terrible hasta que Terry Schumacher la encontró abandonada y la confundió con una rata. Con el premio, ella y la perrita ganaron $1,000 el año pasado.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *