Griselda Lugo dijo que febrero será un mes muy especial y memorable para su familia. Lugo y su mamá, de 63 años y su papá, de 68, serán juramentados como ciudadanos estadounidenses.

«Siento que tenemos que hacernos ciudadanos para que nuestra voz se escuche», dijo Lugo, 38. «Nosotros los hispanos no podemos seguir quedándonos callados y dejar que otros decidan por uno».

Decenas de voluntarios parte de la Coalición de Defensa de Refugiados e Inmigrantes (MIRA, por sus siglas en inglés) se reunirán este sábado 4 de febrero para asistir a personas llenando solicitudes para la ciudadanía. El taller se llevará a cabo en las oficinas de SEIU Local 615 en Boston, de las 11:00am hasta las 2:00pm.

«Los talleres son muy importantes porque son formularios que no son muy fácil de llenar», dijo Sarang Sekhavat, director de políticas federales en MIRA. «Es muy beneficioso para personas que necesitan guía, especialmente para quienes no hablan inglés».

Sekhavat señaló que es necesario que al llenar los formularios los solicitantes entiendan las preguntas y lo que es requerido de ellos. Él agregó que los servicios son ofrecidos gratis a todas las personas interesadas, algo que subsidia los cargos que un abogado puede pedir, dijo.

«La comunidad inmigrante varias veces es víctima de políticos, frecuentemente es culpada por problemas en el país», dijo Sekhavat. «Al convertirse en ciudadano, el inmigrante edifica poder político. Puede votar.»

Lugo, originaria de la República Dominicana dijo que ella y sus padres llenaron solicitudes para la ciudadanía en octubre. El 3 de enero, recibieron una carta felicitándolos por haber sido aprobados. El último paso es la juramentación en febrero.

«Siempre teníamos el anhelo de volvernos ciudadanos», comentó Lugo.

Los requisitos para ser ciudadanos naturalizados incluyen: ser residente permanente por lo menos por cinco años, tener al menos 18 años, buen carácter moral, entendimiento básico de la historia y gobierno de Estados Unidos, y hablar, escribir y leer inglés, aunque existen excepciones para personas de ciertas edades.

Según MIRA, más del 60% de los inmigrantes a nivel nacional que son elegibles para convertirse en ciudadanos no lo han hecho. A la vez, MIRA nota que en Massachusetts hay por lo menos 180,000 personas elegibles para naturalizarse.

Eva Millona, directora ejecutiva de MIRA dijo que hay muchos beneficios en volverse ciudadanos.

«Para las familias, permite mayor facilidad para viajar, la ciudadanía automática para los niños, y mayores oportunidades de empleo», dijo Millona en un comunicado de prensa. «Sin embargo, a nivel general, el beneficio más importante es la participación cívica que permite, incluyendo el derecho al voto. Es un privilegio enorme que nosotros y las demás organizaciones afiliadas queremos hacer lo más accesible posible para la comunidad inmigrante.»

Sekhavat dijo que habrá un taller cada mes probablemente hasta junio. Los talleres contaran con intérpretes, abogados de inmigración y voluntarios. También hay clases de inglés y ciudadanía disponibles. Las personas de bajos ingresos que no pueden pagar el costo completo de la solicitud pueden pedir ayuda financiera, según MIRA.

Junior Catao, coordinador de programas educativos de la Alianza de Massachusetts de Parlantes Portugués (MAPS, por sus siglas en inglés), dijo que el ser ciudadano es algo que puede servir para una persona que quiera regresar a su país nativo después de retirarse.

«Quienes solo tienen la residencia permanente tienen que regresar cada seis meses, si no pierden la residencia», dijo Catao. «Y las residencias también tienen fecha de expiración».

A los 74 años, Leonardo Martinez, está en trámites de ciudadanía.

«Sería un gran logro ser ciudadano», dijo Martinez, oriundo de México. «Me encantaría votar. La política es algo que me encanta, me fascina.»

Martinez lleva más de 25 años viviendo en Boston.

Él

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *