Más estudiantes de las escuelas públicas de Boston han sido identificados como estudiantes con «dominio limitado de inglés», algo caracterizado como positivo, ya que dichos estudiantes recibirán más atención especializada, según oficiales del sistema.

«Identificar a los estudiantes es esencial», dijo la Dra. Eileen de los Reyes, Superintendente Asistente para estudiantes que están aprendiendo inglés en el sistema de Escuelas Públicas de Boston (BPS, por sus siglas en inglés). «Si no les enseñamos inglés como su segundo idioma, entonces están sentados en salones donde no entienden lo que se está enseñando».

Durante los años escolares de 2006 a 2009, BPS redujo el porcentaje de estudiantes que dejaban las escuelas del 12% al 6.6%, según un estudio presentado el mes pasado por el Instituto Gastón para el Desarrollo Comunitario Latino de la Universidad de Massachusetts y el Centro para la Educación Colaborativa.

De los Reyes informó que esa reducción en el número de estudiantes que dejan las escuelas se debe en parte a que están recibiendo educación adecuada a su entendimiento del inglés. Ella dijo que entre más cómodos los estudiantes se sientan en las aulas, más posibilidades hay de mantenerlos en el sistema educativo.

En 2009, casi 59,000 estudiantes estuvieron registrados en las escuelas públicas entre el jardín infantil y el 12avo grado, según el estudio. El primer idioma de aproximadamente 38% de esos estudiantes no es el inglés.

Algunos de los lenguajes más hablados, aparte del inglés, son el español, portugués, y dialectos chinos.

«Tenemos una responsabilidad moral de poner nuestros recursos en orden para darle a cada uno de nuestros estudiantes oportunidades iguales para que sobresalgan en altos niveles», dijo Carol R. Johnson, Superintendente de BPS, en un comunicado de prensa.

Los alumnos que no hablan inglés como su primer idioma y que no pueden realizar trabajo académico en inglés son referidos como estudiantes con dominio limitado de inglés.

Más de la mitad de los estudiantes que no hablaban inglés como primer idioma fueron catalogados como estudiantes con poco dominio del inglés, según el reporte.

Guillermina Romero, originaria de la República Dominicana, dijo sentirse satisfecha al saber que las escuelas están tomando en cuenta a estudiantes que no hablan muy bien el inglés.

Romero dijo que su hijo Victor, de 16 años, estudiante de décimo grado, llegó a Massachusetts a la edad de siete años. Al llegar al país, él no hablaba inglés, dijo Romero.

«Se me hace muy importante», dijo Romero sobre el incremento de identificación de estudiantes con necesidades del idioma. «Mi hijo ya lleva un buen tiempo acá, pero todavía toma clases bilingà 1/4es, así que esto es muy bueno para él y para otros niños recién llegados».

Este año escolar, aproximadamente el 45% de estudiantes en las escuelas públicas de Boston no hablan inglés como primer idioma, según datos del sistema escolar. El 30% de esos estudiantes tienen un entendimiento limitado del inglés.

Aproximadamente, el 41% de los estudiantes este año escolar son hispanos.

«Es importante que los padres entiendan que el progreso normal de un estudiante en aprender inglés puede tomar entre 5 a 7 años», dijo de los Reyes. «Pero estamos hablando de inglés académico, y hay gran diferencia entre inglés académico e inglés de la calle».

De los Reyes dijo que el inglés académico se refiere al inglés que se usa en salones al aprender matemáticas, ciencias o estudios sociales. Ella dijo que ese tipo de inglés usa un vocabulario especializado y distinto al inglés que se usa comúnmente.

«El inglés de la calle es el idioma que tal vez usamos en el supermercado, en conversaciones con amigos o familiares», señaló de los Reyes.

Romero dijo entender esa diferencia, ya que ella misma ha tenido experiencias cuando es necesario cambiar la forma de hablar.

«A veces estoy hablando con alguien en ing

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.