COMPARTE

El espectáculo FUNundrum! del circo Ringling Bros. and Barnum & Bailey traerá a Boston sorpresas para grandes y chicos a partir del 12 al 16 de octubre. Uno de los actos más populares del circo es sin duda el que monta Daniel Raffo junto a 11 felinos, incluyendo tigres siberianos, de Sumatra y Bengala.

Raffo, quien pertenece a la 5ta generación de entrenadores de tigres y animales exóticos, comenzó su carrera en su natal Argentina cuando tenía tan solo 13 años. El domador no le teme a las fieras y mucho menos a los retos. Ha trabajado en varias ocasiones con el circo Ringling, y en esta ocasión llega a Boston para sorprender al público con su acto dentro del «espectáculo más grande del mundo».

¿Los tigres con los que trabaja en el circo son suyos?

Sí, los tigres son míos y viajan conmigo a donde yo voy. Todos mis tigres son nacidos en cautiverio. Mi familia tiene un parque safari en Argentina, y nosotros siempre los hemos criado desde que son muy pequeñitos y son como parte de la familia.

¿En qué consiste el trabajo que no ve la gente, lo que pasa cuando no está en la jaula con los tigres frente al público?

Es un trabajo de 24 horas cada día. El show es donde menos se aprecia lo arduo del trabajo, porque son solo diez minutos. Durante el día, cuando no hay función del circo, es cuando se debe cuidar de los tigres. Y no hay un horario fijo porque se trabaja con ellos durante todo el día.

Uno crea una rutina: Por la mañana se levanta al animal, se lo limpia, se le da de comer y se repite cada cierto número de horas. Los tigres no son como un caballo que uno lo puede dejar en un establo, estos animales tienen que ser cuidados todos los días y también hay que proporcionarles tiempo para ellos mismos, darles una especie de recreo.

¿Ha tenido alguna experiencia de miedo, algún accidente?

Cuando tenía 16 años, estaba experimentando cosas al momento de trabajar con los tigres y me descuidé. En ese momento un tigre me saltó a la espalda y me tiró al sueloÂ… la verdad es que tuve suerte. Desde ese entonces, cada vez que interactúo con estos animales me acuerdo de ese momento y tengo cuidado. Debemos recordar que los tigres son animales fuertes y muy encarnizados con su presa. El día que un tigre quiera atacarte va ir detrás de ti, sin importar lo que le pongas en medio. Después de todo, ellos no piensan igual a nosotros y lo único que puedo hacer es engañarlos, jugar con ellos, ya que no puedo cambiar sus instintos.

El tigre no es una mascota y menos el mejor amigo del hombreÂ…

Muchos piensan que son como perros o son gatos grandes, pero no tienen nada que ver con estos animales que están domesticados. En el caso de los animales salvajes, estos nunca van a entender las cosas de la misma manera que los seres humanos las entendemos. En realidad, ningún animal lo hace, pero muchas personas piensan que, por ejemplo, sus mascotas los entienden.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *