La temporada ha regresado.

Alrededor del país la temporada escolar, una etapa de inicios y retos ha vuelto a surgir. Boston, un poco más vacía en el verano, se ha vuelto a poblar con estudiantes provenientes de varios rincones de la nación. Camiones de mudanza desfilan por la ciudad, y se puede ver a padres acompañando a estudiantes en distintas tiendas para comprar útiles necesarios para embarcar en un nuevo año escolar.

«Conocimiento es poder», la popular frase del filósofo inglés, Francis Bacon, es algo que los estudiantes del área de Massachusetts toman en serio. Tan solo en el estado hay más de 121 instituciones privadas y públicas de aprendizaje.

Sin embargo, muchas de ellas, por su alto costo, permanecen un tanto inalcanzables para los estudiantes latinos. Aún después de que el Centro Hispano Pew diera a conocer esta semana que la brecha educativa que los hispanos han venido cargado se está reduciendo, la comunidad latina sigue luchando por tener acceso a la educación superior.

Al menos tres opciones existen para los jóvenes que deseen continuar su educación después de graduarse de la secundaria.

Una de las opciones son las universidades públicas o privadas, de cuatro años de estudio (como la Universidad de Massachusetts Boston ó Boston University) las cuales otorgan por lo menos un diploma de bachillerato (licenciatura).

Los colegios comunitarios (instituciones como Bunker Hill Community College y Middlesex Community College) ofrecen programas de estudios de dos años, presentando al final un diploma con titulo de asociado. También existen las escuelas técnicas o vocacionales.

LA SOMBRIA BRECHA EDUCATIVA

A nivel nacional, el centro Pew reporta que en octubre de 2010 se registró el máximo histórico del número de hispanos inscritos en universidades: el 31% de latinos entre 18 y 24 años de edad se encontraban cursando educación superior.

El 15% de todos los adultos jóvenes inscritos en instituciones que ofrecen títulos de 2 o 4 años de estudio son hispanos Â- efectivamente igualando la proporción de latinos en la población norteamericana.

Según el estudio, esas cifras representan un desempeño récord para los latinos: un crecimiento del 24% comparado con 2009. Añaden los autores que las razones de ese aumento no son meramente demográficas, sino que es también el resultado de avances educativos de los latinos.

Ultimadamente, la graduación debe seguir siendo la meta, continúa el estudio. De acuerdo al Centro Nacional de Estadísticas Educativas, en 2010 solo el 13% de los latinos de 25 a 29 años habían completado al menos un grado de licenciatura o bachillerato.

Por otra parte, un estudio de la Casa Blanca emitido en abril pasado, demuestra también un marcado aumento en el interés por parte de latinos en las carreras técnicas. En el reporte, titulado «Winning the Futu re:

Improving Education for the Latino Community», se indicó que durante los dos últimos años, se registró un incremento en el número de hispanos inscritos en programas de educación técnica: el 89% del total de inscritos en el año escolar 2009-10 a nivel nacional eran latinos, comparado con el 81% en 2008-09. La mitad de esos latinos inscritos se

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *