Por JONATHAN J. COOPER

PHOENIX (AP) — La gobernadora de Arizona, Jan Brewer promulgó el martes una ley que prohíbe los programas de estudios sobre temas étnicos en un distrito escolar de Tucson, en una medida que suscitó las críticas de expertos en derechos humanos de las Naciones Unidas.

El jefe de las escuelas del estado, Tom Horne, quien había impulsado la prohibición durante años, señaló que esos programas promueven el «chovinismo étnico» y generan resentimiento racial hacia los blancos. Horne, republicano, busca el cargo de secretario de justicia estatal.

La nueva ley prohíbe las clases que defiendan la solidaridad entre los miembros de una etnia, que estén dirigidas primordialmente a los estudiantes de un grupo racial en particular o que promuevan el resentimiento hacia cierto grupo.

La normativa también prohíbe las clases que promuevan el derrocamiento del gobierno de Estados Unidos.

El Distrito Escolar Unificado de Tucson negó que su programa provoque resentimiento, aunque afirmó que acatará la nueva ley.

El programa del distrito escolar ofrece cursos especializados en estudios afro-estadounidenses, mexicano-estadounidenses e indígeno-estadounidenses que se centran en la historia y literatura, e incluyen información sobre la influencia de algún grupo étnico particular.

Por ejemplo, en el programa de estudios mexicano-estadounidenses, un curso de historia analiza el papel de los hispanos en la Guerra de Vietnam, mientras que un curso de literatura pone énfasis en los autores latinoamericanos. Unos 1.500 estudiantes de seis secundarias están inscritos en este programa.

Los estudiantes de las escuelas primaria e intermedia también reciben clases sobre asuntos étnicos en sus planes de estudio.

Seis expertos en derechos humanos de Naciones Unidas se dijeron el martes preocupados de la medida, porque –afirmaron– toda persona debe tener la opción de aprender sobre su propia herencia cultural y lingà 1/4ística.

Los expertos habían expresado su postura antes de que la gobernadora promulgara la prohibición a los programas de estudios sobre temas étnicos del Distrito Escolar Unificado de Tucson.

Paul Senseman, portavoz de Brewer, afirmó que la gobernadora apoya los objetivos de la nueva ley.

«La gobernadora considera… que debería enseñarse a los estudiantes de las escuelas públicas a tratarse y valorarse unos a otros como individuos, no enseñárseles a que tengan resentimiento o sientan odio hacia otras razas o clases de personas», manifestó Senseman.

Brewer decretó la prohibición menos de un mes después de que promulgó la ley para el combate a la inmigración ilegal, que es la más severa adoptada en el país y que suscitó las críticas internacionales en medio de las acusaciones de que la normativa alentará la persecución racial contra los hispanos sólo por su apariencia.

La gobernadora dijo que no se tolerará que se detenga a hispanos sólo por su apariencia.

Copyright 2010 The Associated Press.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *