A 40 pies de altura, cinco hombres en cada equipo tratarán de escalar hacia la cima del palo encebado, apoyados unos a otros como si fueran una escalera humana, todo parte de una tradicional competencia dentro de las celebraciones del Festival Betances.

Cada año, miles de asistentes acuden a la Plaza Betances ubicada en el South End de Boston para disfrutar de los tres días del festival organizado por la organización Inquilinos Boricuas en Acción. La edición número 37, en las cercanías de Villa Victoria, se llevará a cabo del 16 al 18 de julio.
Una de las actividades que más curiosidad despierta entre los asistentes de Betances es la del Palo Encebado.

Vanessa Calderón-Rosado, CEO de IBA, comentó que aunque el tiempo de duración de la competencia es relativamente corto, se crea una sensación de expectación y hasta miedo en la audiencia al ver los participantes tratando de trepar el palo.

La competencia de tal destreza se remonta a principios de los años 70 en Puerto Rico, donde el concurso era realizado en un programa televisivo, logrando así gran popularidad entre la audiencia.
El concursante con manos engrasadas tenía que subir el resbaloso palo y agarrar una bandera en lo alto para poder así ganar un premio.

«Fue muy popular en Puerto Rico, todo el mundo siempre hablaba para ver quién iba cada semana al programa», explicó Calderón-Rosado.

Y fue tal la popularidad del concurso que se decidió traer la actividad al festival local desde el año de 1973, convirtiéndose en uno de los eventos más esperados en el último día de celebraciones.
La ejecutiva de IBA dijo que el festival es como un vehículo para unir a la comunidad, mantener la cultura y disfrutar de música, artesanías, gastronomía, bailables en el área de South End.

A lo que agregó que «todo empezó como una reafirmación de la cultura, historia, y raíces de Puerto Rico», para luego transformarse en una celebración multicultural, incluyendo a otros países de Latinoamérica.

«Ya tenemos bastantes años abriendo los brazos a nuestros hermanos de la comunidad latinoamericana», dijo Calderón-Rosado.

Durante la inauguración, María Flores, de 65 años, interpretará el himno nacional aunado a su participación en los bailables, cantos y costura de trajes típicos, junto a sus
compañeras del grupo «Las Pleneras de la Villa».

«Me encanta, se siente como si fuera en casa, es volver a Puerto Rico», dijo María Flores, quien desde hace ocho años reside en Villa Victoria, justo al frente de la plaza donde se anualmente ocurre el festival.

De acuerdo a los organizadores, se estima que habrá hasta 5,000 personas que asistirán al festival en el transcurso del fin de semana de duración.

«Cuando nos presentamos, participan mujeres de 50, 70, y 80 años, me siento muy animada, yo quiero que todos en especial los ancianos se sientan animados y que no hay impedimentos para participar», dijo Flores.

Bajo el nombre de Generaciones Unidas, el primer día del festival inicia con el tema de «Música de la Vieja Guardia». Este día comienza con una procesión de la comunidad donde los participantes tendrán la oportunidad de mostrar el orgullo boricua con trajes tradicionales en múltiples colores.
El segundo día tendrá más bailes, presentaciones juveniles de grupos y la presentación del cantante Paquito Acosta, así como platillos de gastronomía tradicional.

Para terminar el domingo con el Día de la Herencia Nacional de Puerto Rico, donde se llevará a cabo la competencia del palo encebado y la presentación del boricua Michel Stuart.

«Lo que deben de esperar una fiesta enorme, sana, apta para toda la familia… de los mejores artistas locales e internacionales c

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *