Por Adriana Recchia

En los últimos días el incremento de la violencia en Lawrence ha sido estremecedor. El fin de semana pasado, en dos incidentes diferentes ocurridos en la misma noche, hubo dos tiroteos y cinco apuñalamientos que dejaron un muerto y cinco heridos graves. El Jefe de la Policía calificó los sucesos como «la peor noche de la década». La crisis económica comienza a hacer sus estragos en Lawrence.

El aumento impresionante de la violencia sobrecoge, pero impresiona más aún el resurgimiento del racismo y la intolerancia que se está constatando nuevamente en la ciudad. El que necesite pruebas no tiene más que ingresar a la edición electrónica del periódico anglosajón Eagle Tribune para leer los comentarios de la población blanca sobre la ola de violencia que sufre la ciudad. Uno de ellos reclama que el Departamento de Inmigración venga a Lawrence para «limpiar» la ciudad. ¡Terrorífico! Es evidente que esa población anglosajona intolerante y prejuiciosa, no tendrá en su mira votar en estas elecciones por ningún candidato hispano para la alcaldía. Lo más probable es que muchos de estos votos los comparta David Abdoo con el veterano ultra conservador Daniel Cotnoir, quien hizo noticia un par de años atrás cuando agarró a tiros a un grupo de hispanos revoltosos que salían de un club nocturno.

Aunque la ola de violencia está contribuyendo a asegurar los votos blancos detrás de los candidatos anglos, la situación para Abdoo no es fácil y sus posibilidades de pasar las primarias es bastante precaria, no sólo porque tendrá que compartir el electorado blanco con Cotnoir, sino porque se multiplican los pronósticos que tendremos una alta asistencia de votantes en las primarias. Algo que sería definitivamente mortal para él.

Salgamos a las urnas

Si tenemos una elección primaria con poca asistencia, Abdoo tendría chance de pasar, ya que él podría convertirse en uno de los finalistas contando con alrededor de 1,500 votos. Pero si la votación es alta, necesitaría cerca de 2,500 votos; algo que sería difícil de conseguir teniendo en cuenta que su caudal de votación vendrá sólo de Mount Vernon y tendrá que repartir esos votos con Cotnoir. Si esto ocurre, suben las probabilidades que pasen dos latinos.

La mayor participación histórica que tuvieron los latinos en la ciudad fue durante las elecciones de 2001, cuando Isabel Meléndez quedó como finalista junto a Michael Sullivan. En aquella oportunidad había en Lawrence 25,000 votantes registrados. En las primarias, 9,700 electores le dieron su apoyo a Isabel. Ahora tenemos un récord de registrados: 34,000. Con esos números tenemos una gran oportunidad de batir el récord de asistencia a las urnas.

Israel Reyes y Nilka Alvarez entregaron documentos

Otros dos latinos oficializaron su candidatura para la alcaldía. Israel Reyes presentó 41 planillas con firmas que respaldan su candidatura. Le fueron autorizadas un total de 867 firmas. Por su parte, Nilka Álvarez presentó 24 planillas de firmas. Hasta el cierre de esta edición, la Oficina de Elecciones continuaba verificando las firmas, pero se daba por descontado que conseguiría las necesarias para validar su candidatura.

Adriana Recchia, originaria de Argentina, es periodista y reside en Lawrence. Su e-mail es: adrianar@elplaneta.com.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *