El Mundo de España reporta que la severa crisis económica que está sufriendo Estados Unidos parece haber dejado en segundo plano los asuntos referentes al cambio climático. Y Obama hizo varias promesas durante el proceso electoral sobre los cambios que su organización iba a implementar para atacar el creciente problema del calentamiento global. De todas maneras, los ecologistas presionan a Obama a que mantenga sus promesas electorales en relación al problema medio ambiental. Supuestamente en las siguientes semanas se espera que el nuevo presidente electo confirme los puestos de secretario de energía, director de la agencia de medio ambiente y al embajador volante para el cambio climático. Nombres como el de Al Gore, Robert Kennedy y Mary Nichols han sonado para los respectivos puestos.

Lee la noticia aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.