Por Felicitas Baruch

De pequeño, Tomás González recorría las calles de Jamaica Plain pensando: «Algún día gobernaré este barrio». Hoy, ese día parece estar cerca para el político nacido hace 38 años en South Boston, en el seno de una familia puertorriqueña.

González es ahora uno de los 15 candidatos a concejal at-large (principal) de Boston en las elecciones municipales del próximo 7 de noviembre, cuando se elegirán a los 13 integrantes del Consejo de la Ciudad, nueve distritales y cuatro principales, así como al próximo alcalde.

Su llegada a la candidatura, afirmó González en una entrevista con El Planeta, es resultado de su trabajo de 16 años representando a los latinos en la sociedad civil y en el gobierno, donde ha fungido, entre otros cargos, como enlace de la comunidad latina para la Oficina de Servicios Vecinales del alcalde. Su labor y su experiencia personal, dice el candidato, le han llevado a darse cuenta de los problemas que afectan no sólo a ciudad, sino también a las minorías que la integran.

«Los latinos tenemos que hablar por nosotros mismos», dice González, en referencia directa a la falta de participación y representación latina dentro del gobierno de Boston. «Los latinos nos hemos quedado cortos como líderes activos de la comunidad en los últimos 16 años, y no culpo de eso a ningún alcalde o al gobierno, es responsabilidad nuestra».

Para González, quien paso su niñez y adolescencia en Jamaica Plain y Dorchester, respectivamente, la comunidad latina necesita tomar un papel más activo en la sociedad, con más líderes que hablen por las necesidades de todos, y de esa forma encontrar representatividad dentro del gobierno de la ciudad.

«El gobierno no te da nada a menos que lo pidas, que estés organizado y que lo exijas», dijo González. «Pero si no hay un esfuerzo coordinado entre los latinos, ¿quién va a escuchar?», cuestionó.

Al menos la diversidad está representada entre los candidatos que contienden por los cuatro puestos de concejal principal. De acuerdo a un artículo publicado por el semanario Bay State Banner, el origen étnico de los 15 candidatos a convertirse en concejales atlarge en Boston representa una diversidad sin precedente: seis son blancos, cinco son afroamericanos, dos son puertorriqueños, uno haitiano y uno es vietnamita.

En el caso de González, aunque se considera un líder y representante de la comunidad latina, él descarta que esa posición le afecte como servidor público de la sociedad de Boston en general, y considera que, por el contrario, ese es un ingrediente que lo acerca más a la gente.

«Yo absolutamente represento una comunidad, los latinos tienen que tener un liderazgo y una voz. Pero pensar que porque vengo de una familia latina no puedo representar a otras es un error, yo soy de aquí y entiendo la ciudad», dijo el candidato.

Aunque considera que la ciudad tiene muchos problemas que requieren solución, González dice que la educación es el tema prioritario en su agenda de trabajo. Como alguien que se educó en escuelas públicas, está convencido de que ese sistema necesita revitalizarse para evitar las deserciones de jóvenes y niños, que a largo plazo, dice, terminan relacionándose con otros problemas como la delincuencia juvenil.

Su proyecto de trabajo en educación incluye la creación de más centros educativos para niños con necesidades especiales, así como de más escuelas bilinges, de las que ahora sólo hay cinco en Boston, y que dice, son necesarias para formar estudiantes más calificados que, al mismo tiempo, puedan conservar sus respectivas tradiciones y cultura.

El segundo problema más urgente para González es restaurar la confianza de la gente en e

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.