Por Martín del Palacio

Los más de trescientos millones de dólares que recaudó «Transformers» sólo en su exhibición norteamericana durante el verano del año antepasado sirvieron, entre otras cosas, para que Hasbro, una de las compañías más importantes en el rubro de los juguetes, se lanzara de lleno a explorar las posibilidades de otras líneas emblemáticas de muñecos. Y en estos días, apenas semanas después del impresionante debut de «Transformers: Revenge of the Fallen», llega a los cines de todo el país la ambiciosa superproducción de «G.I.JOE», que con el subtítulo de «The Rise of Cobra» intenta dar este 7 de agosto el puntapié inicial de lo que puede convertirse fácilmente en otro franchise multimillonario.

Al igual que los Transformers, los muñecos de G.I.JOE cobraron vida por primera vez como personajes de una historieta que fue publicada a lo largo de muchos años, primero por Marvel Comics y luego por D.C Comics y posteriormente pasaron a la pantalla chica en varias series de televisión de dibujos animados que han ayudado a generar una verdadera legión de admiradores de todas las edades.

Para hacer la transición a la gran pantalla los productores de la película convocaron a un director que ha demostrado ser muy efectivo a la hora de darle vida a otros personajes mitológicos. Stephen Sommers no es otro que el responsable de crear «The Mummy» y «The Mummy Returns», dos impactantes éxitos de taquilla, y también fue el primero en ver la estatura de Hugh Jackman como súper estrella al convocarlo para que protagonizara «Van Helsing».

Filmada con un enorme presupuesto a lo largo del año pasado en gigantescos foros de sonido en Los Ángeles y ambiciosos escenarios en Praga que sirvieron para reproducir muchos rincones del mundo, «G.I.JOE: The Rise of Cobra» sigue los pasos de un grupo de eximios soldados pertenecientes al cuerpo de elite GI JOE y la dura batalla que deben sostener contra Destro (Christopher Eccleston), el siniestro traficante de armas que lidera una organización llamada COBRA y a la que sólo los héroes del filme pueden detener. El combate los lleva desde las montañas del Asia Central a los desiertos de Egipto, de allí a las tumultuosas calles de París y mas tarde a los hielos del Polo Norte.

Sommers, un confeso fanático de G.I.JOE desde su niñez, se tomó muy a pecho la tarea de darle suficiente profundidad a cada uno de los emblemáticos personajes, basándose en el mundo que describieron las historietas y no necesariamente el de las series de televisión. El papel de Duke, el líder del grupo y soldado ejemplar, le fue encomendado al ascendente Channing Tatum («Step Up»), mientras que Ripcord, el tirador experto y especialista en armamento estuvo a cargo de Marlon Wayans. Ray Park le da vida a Snake Eyes, el ninja del grupo y la bella Rachel Nichols se convirtió en la experta en artes marciales Scarlett.

Como Breaker, el especialista en descifrar aparatos electrónicos inviolables fue convocado el francés Said Taghmaoui mientras para Heavy Duty, el otro especialista en armamento, se sumó el británico de origen nigeriano Adewale Akinnuoye-Agbaje. Por último, la checa Karolina Kurkova se convirtió en Cover Girl, la modelo convertida en espía y el multipremiado Dennis Quaid se transformó en el general Hawk, el comandante del grupo.

Del lado de los villanos, secundan a Destro la electrizante Baronesa, papel a cargo de la estrella británica Sienna Miller mientras que el coreano Byung Hun Lee, interpreta con destreza al ninja Storm Shadow. Por su parte, Joseph Gordon-Levitt, quien en estos días brilla como protagonista de «500 Days of Summer», aquí interpreta al maléfico Doctor, y Arnold Vosloo, a quien recordamos por

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.