Las cuotas raciales han quedado en entredicho en EEUU, después de que la Corte Suprema declarase ilegal la suspensión de unas oposiciones en el cuerpo de bomberos en New Haven, Connecticut, que se habían declarado nulas porque había demasiados candidatos aptos de raza blanca y muy pocos negros.

En este caso en cuestión, se discutía si una ciudad puede anular los resultados de los exámenes de una promoción para el cuerpo de bomberos.

El caso se remonta a 2004, cuando 19 bomberos blancos y uno hispano demandaron a la ciudad y alegaron que cualquiera pudo haber sido ascendido a lugarteniente y a capitán si no se hubieran anulado los exámenes, por la ausencia de personas negras con calificación suficiente para el ascenso.

Por cinco votos a favor y cuatro en contra, los magistrados anularon un fallo de un tribunal de apelaciones sobre la decisión de la ciudad.

Uno de los miembros de ese tribunal de apelaciones era Sonia Sotomayor, que es la candidata nombrada por el presidente Barack Obama para ocupar un puesto en el Tribunal Supremo estadounidense.

Siga leyendo en http://www.elmundo.es/elmundo/2009/06/29/internacional/1246285714.html

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *