Los problemas del pie y el tobillo en los niños a menudo pasan inadvertidos. Las señales y síntomas pueden ser sutiles, y a veces los niños no pueden explicar qué está mal. Pero es importante proteger los pies en crecimiento y hacer revisar los problemas lo más pronto posible.

El American College of Foot and Ankle Surgeons (Colegio Estadounidense de Cirujanos de Pie y Tobillo) ofrece cinco señales de advertencia a las que los padres deben estar atentos.

1. Sus Hijos No Pueden Seguir el Ritmo de Sus Compañeros
Si los niños se rezagan en deportes o en los juegos en el jardín trasero, puede ser debido a que sus pies o piernas están cansados. La fatiga es común cuando los niños tienen pies planos. Los músculos de los pies y las piernas se cansan fácilmente porque los pies no están funcionando tan bien como deben hacerlo.

2. Los Niños Se Retiran Voluntariamente de Actividades que Habitualmente Disfrutan
Si se muestran reacios a participar, puede deberse a dolor en los talones – un problema que se ve a menudo en niños entre los 8 y los 14 años de edad. El estrés repetitivo de los deportes puede causar tensión muscular e inflamación de la placa de crecimiento, un área débil de la parte trasera del talón de los niños.

3. Ellos No Quieren Mostrarles Sus Pies
Los niños pueden sentir dolor o notar un cambio en el aspecto de sus pies o uñas pero no se lo dicen a sus padres porque temen una visita al consultorio de su médico. Los cirujanos alientan a los padres a adquirir el hábito de inspeccionar los pies de sus hijos empezando desde pequeños. Busque cambios tales como callos, protuberancias, decoloración de la piel o enrojecimiento e inflamación alrededor de las uñas de los dedos de los pies.

4. Su Hijo Se Tropieza o Cae a Menudo
La torpeza repetida puede ser una señal de pie varo (meter el pie hacia dentro), problemas de equilibrio o afecciones neuromusculares.

5. El Niño Se Queja de Dolor
Nunca es normal que un niño tenga dolor en los pies. Las lesiones pueden parecer menores, pero si el dolor o la inflamación duran más de unos pocos días, haga examinar los pies de su hijo.

Un niño con cualquiera de estas señales o síntomas deber ser examinado prontamente por un cirujano de pie y tobillo para un diagnóstico y tratamiento apropiados.

Para obtener más información sobre afecciones de los pies en la infancia o para encontrar un cirujano de pie y tobillo cerca de usted, visite FootPhysicians.com.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.