Todo con Albert Pujols es una fiesta en su Tour de Despedida de la MLB / Foto @cardinals

El gran Albert Pujols tendría que batear 21 jonrones en 2022, su último año en las Grandes Ligas, para poder retirarse como el cuarto miembro del súper exclusivo club de los 700 cuadrangulares. Y eso, que lucía imposible para un jugador a tiempo parcial, es algo que ahora parece a punto de suceder.

Pujols sacudió su bombazo 696 este sabado, para llegar a 17 vuelacercas esta temporada. Y no fue un estacazo más en su carrera hacia los siete centenares.

Con ese swing, el astro dominicano igualó a Alex Rodríguez en la quinta casilla de todos los tiempos. Se puso mucho más cerca de las 2.200 carreras empujadas. Y volvió a decirnos a todos que los mas grandes de la historia también tienen derecho, por difícil que esto sea, a decir adiós en el pináculo de esa grandeza.

Pujols está haciendo algo totalmente improbable: lucir como un legítimo slugger a los 42 años de edad, sin la ayuda del dopaje.

Barry Bonds, otra excepción a la regla, llegó a 762 antes de colgar los spikes. El mítico toletero zurdo largó 28 en la campaña en la que sopló 43 velitas en el pastel. Pero a diferencia de su heredero, confesó en el juicio de BALCO el uso rampante de esteroides y hormona de crecimiento humana, haciendo la salvedad de que lo había hecho bajo engaño de terceros, sin saber lo que estaba haciendo.

A Pujols le ha tocado disputar la mayor parte de su carrera en una era de controles férreos, con exámenes por sorpresa todo el año. Y allí está, reviviendo después de un claro declive de cuatro campeonatos, en los que promedió apenas 16 jonrones por torneo, con una línea global en ese lapso de .241/.292/.420.

Hoy, protagonista en la lucha por los playoffs de sus Cardenales de San Luis, no cesan de lloverle las felicitaciones.

El Tour de Despedida de Pujols es una verdadera hombrada. No solo batea para .266/.339/.520, su mejor línea ofensiva desde 2016. Es que su OPS de .859 es el mejor que ha conseguido desde 2012, su primer año en Anaheim. Y su OPS ajustado nos dice que su producción ha sido 43 por ciento superior a la media de la Gran Carpa, un rango que no exhibía desde 2011, su última justa de su primera etapa en San Luis.

Se suponía que el nativo de Santo Domingo sería una presencia agradable en la banca de los Cardenales, un jugador de reserva contratado casi de manera simbólica, para recibir el aplauso de su público y cerrar el ciclo donde empezó.

Se suponía. Pero, en cambio, está brindando una cosecha de lujo a esos seguidores que hoy le aplauden por doquier.

Pujols sigue siendo parte de la reserva de los pájaros rojos. Tiene casi tantas apariciones en el home contra los zurdos (146) que contra los derechos (150). Y los siniestros le temen, sin duda. Contra ellos batea para .294/.336/.603, con .939 de OPS, como si sus mejores tiempos no hubieran pasado ya.

Maltrata de tal modo a los pitchers de la mano equivocada, que su sOPS+ (la suma de su slugging y OBP específicamente contra ellos, comparada con sus colegas) es 50 por ciento superior a la media de la MLB. Y su wRC+ (las carreras creadas ponderadas ajustadas al promedio de la liga) es un insólito 218. ¡Eso significa que es 118 por ciento mejor que la rata habitual para los bates diestros contra serpentineros siniestros en 2022!

Vamos, que el mismísimo Bonds tuvo 163 de wRC+ contra los rivales de la mano contraria en su fantástico último año de carrera, más de 50 puntos porcentuales por debajo de Pujols ahora.

Se entiende que todos estemos sacando cuentas, para cruzar los dedos a las puertas de la hazaña.

Los pájaros rojos tienen 22 juegos por celebrar. Su ventaja sobre los Cerveceros es clara, ya con 8 arriba de Milwaukee. Si se atreven a alinearlo todos los días, puede que falle muchas veces ante los lanzadores derechos. Pero también pudiera maltratarlos de cuando en cuando, como hizo este sábado con J.T. Brubaker.

Pujols ha dado 6 jonrones en sus últimos 22 encuentros. Necesita sacar 4 más para volver a hacer historia y ha hecho que parezca posible lo que se veía tan improbable en abril, cuando esta inolvidable gira de despedida empezó.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.