Shohei Ohtani celebra su histórico jonrón 30 / Foto @angels

El duelo entre los dos principales candidatos a llevarse este año el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Americana no pudo tener un mejor mano a mano esta semana. Así, mientras Aaron Judge aceleró su paso en pos del récord de Roger Maris, Shohei Ohtani completó una hazaña que no logró ni el mismísimo Babe Ruth.

La votación del MVP en el joven circuito promete ser tan emocionante como la serie que Yanquis y Ángeles acaban de disputar en Anaheim.

Judge y Ohtani coincidieron en el mismo estadio, entre martes y jueves. Más de 40.000 aficionados llenaron cada noche las tribunas, para ver frente a frente a los dos peloteros del momento. Y no hubo decepción.

Judge la sacó del parque los primeros dos días. Se convirtió en el segundo Yankee en la rutilante historia de la franquicia con al menos dos temporadas sobre 50 jonrones. Ahora tiene 51, y dispone de otros 32 días para sumar 61, la mítica marca de Maris.

Pero Ohtani también hizo lo suyo. El martes sentenció la derrota de Nueva York con su vigésimo noveno cuadrangular. Y este jueves llegó a 30, para volver a liquidar.

El tablazo tuvo gran significación. Más allá del resultado del encuentro, representó la culminación de una verdadera hazaña para el nipón.

Mientras que Judge sostiene su candidatura sobre una admirable demostración de poder, Ohtani le recordó a la MLB su excelencia como pitcher y como bateador.

Nadie en los casi 150 años de existencia que tienen las Grandes Ligas había logrado una exhibición como la del japonés.

Ohtani es el primer jugador que dispara al menos 30 vuelacercas en la misma campaña en la que consigue al menos 10 victorias como lanzador.

Y como si hiciera falta algo más, se convirtió también en el primer representante de su país con dos cosechas sobre 30 bambinazos en el Big Show.

«Simplemente me siento honrado, feliz y honrado de escuchar eso», dijo Ohtani, de acuerdo con MLB.com. «Solo quiero mantenerme saludable y terminar fuerte».

La batalla por el Más Valioso arrecia, cuando entramos al último mes de acción. Aunque en realidad son un mes y dos días más. Porque la fase regular terminará el 2 de octubre. Pero como estamos ante sucesos simbólicos, este es para todos el mes final.

Judge cierra la gira por la Costa Oeste con 104 anotadas, 51 jonrones, 113 empujadas, promedios de .296/.399/.664, un OPS ajustado de 199 y 7.8 de bWAR.

Ohtani tiene buenos números con el madero, también: 75 anotadas, 30 bombazos, 82 remolques, promedios de .269/.359/.529, con 148 de OPS+ y 7.3 de bWAR. No está mal. Pero en todo va a la zaga, lejos de su rival, salvo por el WAR de Baseball Reference, que le pone muy cerquita… gracias a su actuación sobre la loma.

Y es que, como diría el gran Cantiflas, ahí está el detale.

El asiático, ya se sabe, es un paleador temible, que en el morrito resulta serlo, también. Es tanto un slugger como un as, con esa marca de 11-8, con 2.67 de efectividad, 176 ponches en 128.0 innings, apenas 33 bases por bolas y solo 14 cuadrangulares recibidos.

Es inevitable compararle con Ruth, el único otro grandeliga que ha sido tan dominante en ambos roles. Pero el Bambino se quedó corto respecto a la gesta que Ohtani acaba de completar. En 1919, el único año en que fue usado a tiempo completo con el bate y relativamente a tiempo completo en el morrito, botó 29 pelotas del parque y se anotó 9 triunfos.

Así que el astro de los Ángeles redondeó cifras que nunca antes fueron vistas.

«Es ridículo», dijo Patrick Sandoval después del encuentro, que le tocó abrir por Anaheim. «Tiene una efectividad de 2 punto algo y ha conectado 30 bombas. Este tipo es un unicornio. Es una locura».

El unicornio juega con la conciencia de que su doble condición es la mejor baza para arrebatarle a Judge el MVP. Si lo lograra –y no es imposible– sería el primero en repetir el premio desde Miguel Cabrera en 2013.

«Definitivamente eso me da la la motivación para hacerlo mejor y tratar de buscar ese trofeo», declaró Ohtani a MLB.com. «Sí, lo he pensado. Pero la mayor parte del tiempo me lo tomo juego por juego y turno por turno. Al final del día, contaremos todo».

Los dos peloteros del momento se encontraron en el mismo parque durante tres días. Y el nipón sacó la mejor parte, al menos en esta cuenta. Porque sus Ángeles, además, se llevaron dos de las tres victorias.

Que también sea el Más Valioso al terminar la campaña es algo que aún está por verse. Judge, después de todo, es el favorito de muchos, por su despliegue jonronero sin igual. Pero será un final de fotografía… y de primeras planas. Habrá que esperar.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.