Mike Trout es el principal jugador de su generación en la MLB / Foto captura de MLB Network

Mike Trout fue la noticia del día este miércoles en las Grandes Ligas. No dio un jonrón, no decidió un juego. El pelotero más productivo de la MLB en la última década no puede hacerlo, porque está en la lista de lesionados. Y la posibilidad de que nunca más vuelva a jugar incendió las redes sociales.

La tristeza y el desasosiego invadieron a miles de aficionados, luego de que el trainer de los Ángeles de Los Ángeles revelara que el slugger padece una rarísima condición en la colulmna vertebral.

Mike Forstad es el principal encargado del acondicionamiento físico de los querubines. Y la respuesta que dio a una pregunta sobre el estado actual de Trout desencadenó una avalancha de solidaridad y lamentos que, según ESPN, alcanzó la dimensión del absurdo.

El talentoso slugger «padece una rara condición espinal», contó Frostad. Y el doctor que está tratando al patrullero, Robert Watkins III, «uno de los mejores cirujanos de espina en el país y el mundo, no tiene nada claro aquí».

Se trata de una disfunción costovertebral en la vértebra T5, divulgó FOX Sports. Y lo dicho por Frostad resultó una pavorosa revelación. Porque, según rebotaron varios medios de inmediato, la carrera de Trout está en riesgo. Incluso corre el peligro de no poder reapaecer jamás, según los enfoques más extremos.

«La parte más afectada por este tipo de molestia es la zona torácica y lumbar, debido a la mecánica del swing», explicó el doctor Arnaldo Machado, toda una autoridad en medicina deportiva en Venezuela.

«Con tratamiento inmunológico puede llevar una vida normal, pero sin realizar ejercicios de alto rendimiento», agregó Machado, que fue consultado por el periodista Víctor Boccone, jefe de Redacción en Caracas del diario Líder.

La condición, con la exigencia del esfuerzo físico de alto nivel, puede degenerar en una espondilitis anquilosante, agregó el traumatólogo y cirujano.

La espondilitis es excepcional en el beisbol y también en la vida más allá de los diamantes. Es un mal incapacitante, que acabó con la carrera de Frabklin Gutiérrez, antiguo Guante de Oro de los Marineros.

Gutiérrez jugó con molestias crónicas cuanto pudo, hasta que el intenso dolor forzó su retiro.

«MI CARRERA NO HA TERMINADO»

Trout es el bateador mejor pagado del beisbol. Recibe 37,1 millones de dólares por defender los jardines en Anaheim y es el pelotero más reconocido en su generación.

Este miércoles, dice, encendió el teléfono móvil y lo encontró colapsado.

«Que si mi carrera ha terminado», recontó Trout en un comunicado a los medios. «Que si esto es algo muy raro para un pelotero. O que es algo sobre lo que tengo que estar encima para siempre».

«Realmente aprecio todas las peticiones de oración en mi nombre», agregó. «Pero mi carrera no ha terminado».

Trout está incapacitado actualmente, debido a una inflamación en el costado izquierdo. Y según el reporte del sitio The Athletic, la dolencia está originada por la rarísima afección que, de pronto, ha puesto en duda la continuidad del toletero derecho.

Él responde que «no, no, no, no, no» tiene temores sobre su futuro en los diamantes.

El nativo de Nueva Jersey batea para .270/.368/.599, con 24 jonrones y 51 empujadas en 79 juegos, con .967 de OPS y una defensiva estelar.

Trout aseguró que su objetivo es volver a jugar en esta temporada. Y espera hacerlo en agosto.

También excusó a Forstad, cuyas palabras desataron la ola de temor que todavía flota en la web. Porque el trainer aseveró que las constantes prácticas de bateo, las carreras, los choque contra las paredes, potencialmente minarán el físico del 10 veces All-Star.

«Creo que quiso decir que debo mantenerme a tope con la rutina que sigo a diario para evitar recaídas», señaló Trout.

Durante el Juego de Estrellas fue anunciado como el primer integrante de la selección de Estados Unidos para el Clásico Mundial de Beisbol de 2023. Y fue nombrado capitán del equipo.

No vio acción en el Dodger Stadium, pues está inactivo desde el 18 de julio.

El centerfielder de los Ángeles tiene solo 30 años de edad. Está en la mitad de su carrera, si todo termina bien. Y ya suma 334 cuadrangulares y 204 bases robadas, con 1.000 de OPS en 12 campeonatos. Es una máquina.

Esos increíbles números explican el revuelo que ha causado la revelación de Forstad. Porque, aunque el jugador vuelva a vestir los colores de Anaheim, quedarán en el aire las preguntas acuciantes que ahora mantienen en vilo a miles de aficionados: ¿volverá en capacidad de seguir siendo Mike Trout, la principal figura de la MLB en su generación? ¿Podrá mantenerse en lo más alto a pesar de sufrir tan raro padecimiento espinal?

Él asegura que sí.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.