Con las tarifas de electricidad disparándose a precios récord este verano, la fiscal general Maura Healey lanzó una campaña para educar a los clientes sobre los programas disponibles para reducir el uso de energía y facturas más bajas.

Una serie de factores, como la inflación y la guerra en curso entre Rusia y Ucrania, están elevando los precios de los combustibles fósiles y, a su vez, las tarifas de energía para los clientes de todo el país. Como parte de una nueva campaña de educación, la oficina de la fiscal está transmitiendo anuncios de servicio público por radio, distribución de folletos multilingües, web y seminarios web.

“A medida que aumenten las temperaturas este verano, también lo harán sus facturas mensuales. Queremos que las familias que están preocupadas por pagar sepan que hay ayuda disponible para administrar estas tarifas de energía”, dijo Healey. “Mi oficina seguirá siendo un recurso para los clientes que buscan orientación sobre cómo reducir el uso de energía y formas de bajar los costos en los próximos meses”.

Algunas de las medidas que pueden tomar las familias de Massachusetts incluyen:

  • Comunicarse directamente con Mass Save para realizar una auditoría de eficiencia energética en su hogar, ellos se encargarán de ofrecer consejos específicos que puedan servir a cada hogar
  • Instalar un termostato programable y cerrando las cubiertas de las ventanas para reducir hasta en 20 grados la temperatura interior
  • Instalar paneles solares o inscribirse en programas comunitarios. Todos los recursos lo puedes encontrar en mass.gov/ago/solar .

Entre las opciones también se encuentran programas de pago o financiamiento, entre ellos:

  • Investigar si su compañía de servicios públicos ofrece un plan de pago o facturación de presupuesto para clientes con dificultades económicas
  • Buscar programas de asistencia elegibles por ingresos, condonación de saldos de la empresa de servicios públicos o ayuda del Good Neighbor Energy Fund, que puede apoyar a los clientes cuyos ingresos familiares se encuentran entre el 60 y el 80 % del ingreso medio estatal.

Los clientes pueden calificar para asistencia por bajos ingresos incluso si no lo han sido en el pasado, ya que la elegibilidad se basa en las últimas cuatro semanas de ingresos brutos del hogar. 

Alerta con proveedores de servicio

La oficina de la fiscal también insta a tener cuidado con los proveedores de electricidad que pueden intentar aprovechar las altas tarifas de este verano y atraer a los clientes con la promesa de costos más bajo. Un informe publicado por la fiscal en abril de 2021 mostró que a los clientes de Massachusetts que cambiaron a otros proveedores se les cobraron $426 millones más en sus facturas que de haberse quedado con el servicio público. El informe también encontró que estas empresas cobran a los residentes de bajos ingresos y a los residentes en comunidades de color tarifas más altas por su electricidad.

Los clientes que tengan inquietudes sobre sus derechos de servicios públicos pueden comunicarse con la línea directa de asistencia al consumidor del fiscal general al 617-727-8400 o presentar una queja en línea.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.