Abogados por los Derechos Civiles. Foto: lawyersforcivilrights.org
Abogados por los Derechos Civiles. Foto: lawyersforcivilrights.org

El pasado jueves, 23 de junio, la organización Abogados por los Derechos Civiles en Boston (LCR, por sus siglas en inglés), celebró su asociación médica/legal llamada LCR|Health Justice con Massachusetts General Hospital y otorgó el reconocimiento “Founders’ Award” al Boston Impact Initiative (BII, por sus siglas en inglés), como colaborador en lucha por la justicia económica.

Lawyers for Civil Rights, fue fundada en 1968 en Washington D.C. por motivación de la presidencia de John F. Kennedy, periodo en que la nación se encontraba dividida por diferencias sociales, tras el asesinato de Dr. Martin Luther King Jr. Su función era abordar la discriminación racial y sus funciones se expandieron a Boston en 1973, como el primer proyecto Pro-Bono con el Boston Bar Association (BBA) para garantizar y proteger los derechos civiles de los residentes de Massachusetts.

Los prejuicios y las desigualdades en la educación, en la salud, en lo económico y en la representación legal, se encuentran entre los principales objetivos que LCR busca combatir. “Tenemos más de 50 casos que varían sobre el derecho al voto, vivienda y derechos civiles; que protegen a comunidades de color, inmigrantes y personas de bajos ingresos”, comentó Inez Friedman-Boyce en el evento virtual.

El “Founders’ Award” al Boston Impact Initiative, fue nombrado por la subdirectora de litigios de LCR, Sofia Hall, como reconocimiento del liderazgo al apoyo grupos de minorías y mujeres empresarias. “El BII es una iniciativa creada para cerrar la brecha de riqueza racial al cambiar las reglas sobre cómo fluye el capital a través de grupos de minorías. Este año reciben el premio al organizar un hackathon, ayudando a expandir recursos del idioma para la asistencia con expertos pro bono y en préstamos comerciales y así también proveer documentos fáciles de leer”, dijo la subdirectora, quien también resaltó la colaboración del LCR con el Boston Impact Initiative como proveedores de asistencia técnica empresarial fortaleciendo el ecosistema de pequeñas empresas a través del conocido LCR | BizGrow, pionero de métodos para aumentar el capital de pequeñas compañías. “Ha sido un privilegio trabajar juntos y tener la oportunidad de cambiar realmente las conversaciones entre propietarios de color con abogados, acerca de centrar los negocios más en la reciprocidad que en el interés propio”, agradeció a la fundadora y presidenta del BII, Deborah Frieze, tras recibir el reconocimiento por empoderar a comunidades y establecer un paradigma nacional y local.

Durante el evento se resaltó la participación del Centro MGH de Boston y de Chelsea (Massachusetts General Hospital) con los Abogados por los Derechos Civiles en la lucha por la justicia en la salud pública. En honor por su trabajo en ayudar a miles de familias a obtener atención vital junto a la asistencia legal de LCR por más de dos décadas, Linda Davidson de The Davidson Law Practice, lo denominó el premio a “Flame Award”.

“En nombre de MGH quiero agradecer a toda la familia LCR por el ejemplo de impacto duradero y verdaderamente salvador en la vida de las personas”, manifestó Leslie Aldrich, directora ejecutiva del Centro para el Mejoramiento de la Salud Comunitaria (CCHI) en MGH, quien conmemoró el liderazgo de la abogada Laura Maslow-Armand en el relanzamiento de LCR | Health Justice, una iniciativa médico-legal. “Laura me ayudó personalmente a mantener la custodia de mis hijos y convertirme en ciudadano de EE.UU. Fue una defensora incansable que nos ha brindado consuelo a lo largo de los años con su compromiso y dedicación a seguir adelante, como muchos ya dijeron, este trabajo ahora es más crítico que nunca para las comunidades de color que presentan terribles desigualdades”, agregó Leslie. En 2003, se inició la asociación para ayudar a los pacientes del Massachusetts General Hospital con asuntos relacionados a la vivienda, los beneficios públicos y la inmigración.

La jornada virtual culminó con la presencia del director ejecutivo, Iván Espinoza-Madrigal, quien discutió la importancia del servicio legal para ayudar a familias y a comunidades que han atravesado desafíos durante la pandemia. “En los últimos dos años hemos experimentado una tremenda disparidad individual y colectiva. Como alguien que creció con familiares indocumentados, sé de primera mano lo que es ser forzado a vivir en las sombras y que te nieguen los servicios básicos y que te nieguen la atención médica”, agregó Iván explicando que se han realizado más de mil solicitudes de asistencia en una amplia gama de campos, incluidos la salud y el trabajo. “En Abogados por los Derechos Civiles, no nos quedaremos de brazos cruzados cuando hablemos de nuestros derechos constitucionales. Es nuestra misión ampliar y reconocer privilegios, no quitarlos. Juntos, a pesar de las adversidades en medio de tanto revuelo, hemos logrado mucho. El lanzamiento de LCR |Health Justice y BizGrow es solo la punta del iceberg en el frente de nuestra gente para cerrar la brecha de riqueza racial y apoyar el renacimiento económico”, concluyó.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.