Dos cisnes de Charles River Esplanade de Boston tuvieron que ser sacrificados porque mostraban síntomas de gripe aviar. 

El lunes 27 de junio se hicieron varias llamadas a Animal Control sobre los cisnes enfermos. Un oficial los capturó con la ayuda de los bomberos de Boston y los llevó a las instalaciones de cuidado de animales de la ciudad, donde fueron sacrificados. 

El miércoles por la mañana, cinco crías de cisne fueron rescatadas de Esplanade y llevadas al Cape Wildlife Center para su evaluación. 

El CDC dice que los cisnes son portadores naturales de los virus de la gripe aviar. El peligro para los humanos es bajo, pero las personas con trabajos o exposición recreativa a las aves pueden tener un mayor riesgo de infección. 

La semana pasada, los funcionarios de control de animales dijeron que una cepa altamente contagiosa de la gripe aviar podría ser responsable de cientos de aves muertas en Martha’s Vineyard. Se advirtió al público que se mantuviera alejado de cualquier pájaro que pareciera estar enfermo. 

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.