Jerar Encarnación suelta su histórico tablazo / Foto captura de MLB Network

El novato dominicano Jerar Encarnación estrenará ropa esta semana. Y es justicia que lo haga. Después de todo, este domingo estrenó un lugar en el libro de récords de la MLB.

Encarnación debutó en las Grandes Ligas con los Marlins de Miami. Y su ópera prima tuvo la resonancia que muy pocos jugadores han logrado en la historia del beisbol mayor.

Su primer hit en la Gran Carpa fue un jonrón con las bases llenas. Ningún nativo de Quisqueya había logrado una hazaña semejante De hecho, Encarnación es apenas el quinto bigleaguer cuyo primer inatrapable resulta un Grand Slam.

Y fue, en verdad, un tablazo clamoroso.

Encarnación volteó la pizarra con su bombazo contra los Mets, los líderes de la division Este de la Liga Nacional. No pudo ser más oportuno. Y también lo fue la promesa premonitoria que su compatriota Sandy Alcántara le formuló antes del encuentro.

Porque Alcántara le prometió al recluta que compraría algo, cualquier cosa que quisiera, si daba su primer hit, y mejor si era un jonrón.

Encarnación lo tiene muy claro. Según divulgó la agencia The Associated Press, sabe bien lo que pedirá en premio.

«Vamos, a buscarme ropa», señaló alborozado.

PARTE INTERESADA

Alcántara era una parte muy interesada en este tema. Así que también irá de shopping con motivos para ser feliz.

El as de los Marlins era el abridor del compromiso, y la explosión de su paisano le permitió anotarse otra victoria. Ahora tiene foja de 7-2, tras 8 sólidos episodios en los que ponchó a 8 y solo permitió 2 carreras. Tiene 1.72 de efectividad y es un legítimo contendor en la carrera por el premio Cy Young.

Pero es que además ambos son viejos conocidos. Jugaron juntos en República Dominicana, al empezar sus carreras en el beisbol profesional. Y se separaron en las Menores porque el pitcher consiguió una más rápida evolución.

El reencuentro ha sido feliz. Muy feliz.

LA HISTORIA

Encarnación es el primer bateador nacido en América Latina que larga un Grand Slam con su primer hit. Es una hazaña tan rara, que solo cinco hombres lo han logrado en siglo y medio de Grandes Ligas.

Bill Duggleby fue el primero, con los Filis de Filadelfia, el 21 de abril de 1896. Jeremy Hermida le siguió los pasos con los Marlins de Florida, el 31 de agosto de 2005. Kevin Kouzmanoff fue el tercero, con los Indios de Cleveland, el 2 de septiembre de 2006. Y cerraba la escueta lista el estadounidense Daniel Nava, de los Medias Rojas de Boston, el 12 de junio de 2010.

Encarnación no salió de la nada para integrarse a ese grupo. Tras superar lesiones y el año perdido por la pandemia mundial, se alzó hasta ser uno de la mejores prospectos de Miami.

Porque este dominicano no solo batea. El puertorriqueño Tomás Nido lo sabe bien.

Comenzar de tan ruidosa forma no es garantía de éxito en la MLB. Sporting News publicó el total de cuadrangulares que sumaron los cuatro primeros en dar un vuelacercas con las bases llenas al conectar el primer inatrapable en el Big Show: Duggleby dio 6, Nava 29, Hermida 65 y Kouzmanoff 87.

Encarnación apenas comienza. Pero es imposible no augurarle grandes cosas después de entrar de golpe al libro de récords. ¡Y vistiendo ropa de estreno!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.