El miércoles 8 de junio, más de 25 residentes de East Boston se unieron a la Grid Management Tenant Association (TA) de Meridian Street en East Boston en apoyo a tres familias centroamericanas que enfrentaban su segundo juicio de desalojo.

Grupos comunitarios como City Life/ Vida Urbana, Eastie Farm, Neighbors United for a Better East Boston, GreenRoots, Eastie Mutual Aid, el representante Adrian Madaro y la senadora Lydia Edwards estuvieron presentes.

Los asistentes, reclamaron por aumentos en los precios de los alquileres e irregularidades en los desalojos. «Necesitamos que la ciudad y el estado construyan viviendas más asequibles para nuestras familias y que controlen los alquileres», señaló Ana Castro, miembro de la asociación de inquilinos de Grid Management.

Activistas aseguraron que el caso de Grid Management, un administrador de propiedades envió informes de desalojo a inquilinos del «con el objetivo de intimidar a los inquilinos para que aceptaran aumentos de alquiler de hasta $1,000, pero la asociación de inquilinos no lo aceptó», es una situación que se repite de manera recurrente en Boston.

La lucha comenzó hace cuatro años cuando los inquilinos recibieron sus primeras cartas de desalojo después de que Grid Management comprara el edificio el edificio 298 Meridian Street. Durante ese tiempo, los inquilinos ganaron una demanda con la cual consiguieron contratos con rentas estables. Sin embargo, tres familias centroamericanas que conforman TA recibieron una segunda notificación de desalojo en enero de 2022.

«No es justo que las grandes empresas como Grid Management compren el vecindario y digan que lo ‘renovarán’ para poder aumentar nuestros alquileres y desalojarnos», afirmó Castro.

298 Meridian Street es uno de los muchos edificios de propiedad local desde la década de 1970 hasta su primera gran venta corporativa en 2017 a Grid Management.

«Los propietarios corporativos están eludiendo la responsabilidad por el desplazamiento masivo que están perpetuando, y las asociaciones de inquilinos no lo permitirán sin una buena lucha por su derecho a la vivienda», indica City Life/ Vida Urbana en un comunciado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.