Albert Pujols celebra tras dejar en el terreno a sus rivales / Foto captura de MLB Network

Albert Pujols empujó dos rayitas este martes, incluyendo la de dejar en el terreno a los Padres de San Diego en el Busch Stadium, vistiéndose de héroe. Y así, se acercó un poco más al mítico Babe Ruth entre los mayores productores de carreras de todos los tiempos en la MLB.

La caza de Pujols es emocionante. El dominicano llegó a 2.165 y ve de cerca a Ruth, que se retiró con 2.214 y ocupa el segundo lugar del conteo histórico en el Big Show.

Más arriba aparece el legendario Hank Aaron, con 2.297. Es el único bateador con más impulsadas que ellos dos en la historia de las Grandes Ligas.

Esta es la última campaña de Pujols en la Gran Carpa. Colgará los spikes cuando todos los clubes hayan recogido los bates por última vez, al terminar la Serie Mundial. Y esta carrera en pos de los remolques del Bambino debería ser uno de los últimos regalos que le brinde La Máquina a su numerosísima afición.

Debería ser, pero no será.

Porque la compiladora oficial de estadísticas en la MLB, Elias Sports Bureau, ha decidido que la memoria de los diamantes debe responder a su propia recopilación, aunque los registros de los investigadores más serios digan que ese conteo está mal.

De hecho, oficialmente, Pujols superó a Ruth hace tres años entre los toleteros con más fletadas en la historia del beisbol.

Se trata de un yerro lamentable, calamitoso y premeditado.

Porque Ruth, según Elias, no es el segundo máximo empujador de todos los tiempos. ¡Es el quinto! Y eso, cuando se trata de un pelotero con el legado del Sultán de Swat es, como mínimo, un irrespeto a su trayectoria.

Hay que ir años atrás para entender qué pasó aquí.

La regla que reconoce oficialmente las carreras empujadas data de 1920. Por aquel entonces, Elias Sports Bureau era recopilador de las estadísticas en la Liga Nacional y solo empezó a contabilizar las fletadas a partir de esa fecha, sin vistazos retroactivos.

El ya desaparecido Howe News Bureau estaba a cargo de los numeritos de la Liga Americana. Y cuando el comisionado Ken Landis concedió los derechos de exclusividad a Elias, años después, se mantuvo la irregularidad.

Los remolques exitían desde mucho tiempo antes del debut de Ruth con los Medias Rojas de Boston, en 1914. Como recuerda la Sociedad Americana Para la Investigación del Beisbol (SABR), se contabilizaron oficiosamente entre 1907 y 1919. Pero a diferencia de sus indiscutibles 714 jonrones, Elias no reconoció al Bambino como el primer hombre sobre 2.000 empujadas.

La historia siguió y eso cambió. O al menos cambió para casi todos los demás.

El proyecto Retrosheet hizo justicia y fijó en 2.214 el total de anotaciones producidas por el mítico slugger de los Yanquis de Nueva York. Una revisión juego por juego permitió alcanzar tal precisión. Pero la clave estuvo en reconocer las remolcadas que Ruth y sus demás colegas consiguieron de 1919 hacia atrás.

Ese proceso, que ayudó en la eventual creación de la propia SABR, de Baseball Reference o de Fangraphs, permitió detectar otros gruesos fallos del Elias Sports Bureau.

Por ejemplo, los hits del legendario Ty Cobb no fueron 4.192, sino 4.189. Y durante décadas los aficionados al beisbol crecimos aprendiendo de memoria un registro imprescindible… ¡que era falso!

Y es que Elias sumó dos veces un boxscore en el que Cobb largó tres inatrapables, por un error en la transmisión de datos. Los investigadores ad-honorem del proyecto Retrosheet encontraron y probaron lo que sucedió.

Hoy, el Melocotón de Georgia aparece en el conteo con 4.189, como debe ser. Pero en 1985, cuando Pete Roe pasó a ser el mayor hiteador de la historia, la fiesta se celebró el 11 de septiembre, cuando en realidad debió montarse el día 7 de ese mes, que fue cuando llegó a 4.190.

Lo mismo ha sucedido con otras marcas. Un fallo en las cuentas de Elias le dio a Hack Wilson 190 empujadas en 1930, récord absoluto en la Gran Carpa. Pero luego se demostró que la marca en realidad era 191, como casi todos reconocen hoy.

No solo Retrosheet, Baseball Almanac, Fangraphs o Baseball Reference reconocen también las 2.214 impulsadas de Ruth. Hasta el Salón de la Fama de Cooperstown cambió el registro y lo dice así en su página web.

La carrera de Pujols en pos del segundo lugar entre los mejores productores de todos los tiempos continúa, aunque no lo admitan Elias Sports Bureau y la propia MLB. Y esa lucha puede llegar a ser la última de las ovaciones que reciba el extraordinario dominicano en su carrera como jugador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.