Massachusetts demandó a más de una docena de empresas involucradas en la fabricación o comercialización de los llamados «productos químicos permanentes», alegando que contaminaron el medio ambiente y ponen en peligro la salud pública, indicó la fiscal general del estado, Maura Healey.

“Durante décadas, estos fabricantes sabían sobre los graves riesgos que los productos químicos PFAS altamente tóxicos representan para la salud pública, el medio ambiente y nuestra agua potable, pero no hicieron nada al respecto”, dijo Healey.

Los productos químicos han contaminado más de 126 sistemas públicos de agua potable en 86 comunidades de Massachusetts, señala el comunicado. Esas comunidades ahora enfrentan sumas multimillonarias para acabar con esos químicos, dijo Healey.

Además, los productos químicos han contaminado lagos, arroyos, ríos y zonas costeras, incluido Cape Cod, áreas críticas para la vida marina, señala la demanda.

Entre las empresas demandadas se encuentran: 3M Company, AGC Chemical Americas Inc, Archroma U.S. Inc., Arkema Inc., Buckeye Fire Equipment, Chemguard Inc, Clarinet Corporation, Dynax Corporation, E. I. du Pont de Nemours and Company, Kidde-Fenwal Inc., National Foam Inc, The Chemours Company, Tyco Fire Products LP, Corteva Inc. Y DuPont de Nemours Inc.

PFAS es la abreviatura de sustancias perfluoroalquiladas y polifluoroalquiladas que se utilizan en espumas contra incendios, sartenes antiadherentes, telas repelentes al agua, alfombras resistentes a las manchas y otros productos.

Se les llama “químicos permanentes” porque sus componentes son tan fuertes que no se degradan, o lo hacen lentamente en el medio ambiente, y permanecen en el torrente sanguíneo de una persona.

Se han asociado con condiciones de salud graves, incluido el cáncer y la reducción del peso al nacer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.