Albert Pujols recibido en San Luis / Foto captura de MLB Network

Valió la pena esperar tanto y sufrir más por la ausencia de MLB durante el paro patronal.

La primera semana de acción ha compensado con creces aquella agonía. Y le ha brindado a la fanaticada momentos de gozo. Incluyendo los siete que tenemos aquí.

VLADIMIR A SANGRE Y FUEGO

Ya Vladimir Guerrero Jr. fue líder jonronero en 2021 –colíder, en realidad, igualado con Salvador Pérez– y hace días nos recordó su poder con un bombazo de 467 pies, el más largo hasta ahora en esta temporada.

Pero lo de este miércoles es el no-va-más.

Guerrero tuvo una brillante noche de 3 jonrones y cuatro hits en el Yankee Stadium. Y como si le hiciera falta un desafío adicional, completó la hazaña con una mano cortada, que necesitó dos puntos de sutura en pleno duelo.

El explosivo quisqueyano asegura que no sintió dolor, a pesar del procedimiento médico que le realizaron en el dugout. Los Yanquis sí sufrieron. Porque esos tres tablazos le dieron la victoria a los Azulejos de Toronto.

Vaya familia, esta de los Guerrero. El padre sacudió 449 estacazos de vuelta completa, camino al Salón de la Fama. Y el hijo no desluce, pese a que apenas acaba de cumplir 23 años de edad.

Por cierto, Vlad nunca sacó tres en un mismo encuentro en la MLB. Vladdy ya lo ha hecho dos veces, y contando.

SUZUKI A TAMBOR BATIENTE

¿Quién era el único bateador japonés con 3 jonrones en sus primeros 5 juegos en las Grandes Ligas? Correcto, el fenómeno Shohei Ohtani.

¿Y quién acaba de igualar al defensor del MVP en la Liga Americana? Correcto, Seiya Suzuki.

El slugger de los Cachorros de Chicago fue uno de los bates más codiciados en el reciente mercado de agentes libres. Cuando su equipo en Japón decidió venderlo a la MLB, una docena de escuadras pusieron grandes contratos sobre la mesa, esperando ser los ganadores de la puja.

Y Suzuki no ha defraudado. El su país fue un jonronero nato, capaz de robar bases. En la Gran Carpa comenzó ligando para .400/.524/1.000.

El toletero derecho amaneció este jueves como el líder en vuelacercas de la Liga Nacional. Pero también acumulaba 9 empujadas. ¿Y qué japonés había logrado tal cosa en sus primeros 5 compromisos en el Big Show? No, no fue Ohtani.

Nadie. Ningún paleador salido del Lejano Oriente, de hecho, lo había conseguido antes.

OHTANI EN DEFENSA DEL MVP

Pero no solo Suzuki es brillante protagonista en el inicio de campeonato de la MLB. Ohtani también es una presencia imposible de soslayar.

El Más Valioso de 2021 fue designado pitcher abridor y alineó tu también como primer bate de su equipo, los Ángeles de Los Ángeles, el Día Inaugural.

No es poca cosa, esto. Ohtani es el único jugador en la historia de la MLB que ha hecho algo así.

Puede suponerse que hay algo de casualidad en ese logro. Pero no. Ambas cosas responden al talento y trayectoria de este admirable nipón, que sigue haciendo recordar los raros, lejanos tiempos en que el mítico Babe Ruth daba jonrones y sobresalía en el montículo.

Ohtani no la sacó en ese choque. Pero la forma como lanzó ante el potente lineup de los Astros de Houston fue el mejor recordatorio de su talento a doble vía. Llegó hasta el quinto inning, a pesar de un recortado Spring Training. Y ponchó nada menos que a nueve hombres en 5.2 actos.

La defensa del MVP ha comenzado.

EL REENCUENTRO DE PUJOLS

Este será el último baile de Albert Pujols en la MLB. Su regreso a San Luis le ofrece la oportunidad única de hacer un tour de despedida delante de su gente, usando la gorra que algún día exhibirá en su placa de Cooperstown.

El propio Día Inaugural se reencontró con el público del Busch Stadium, con la camiseta de los Cardenales. Una década tenían esos fanáticos esperando ese momento.

Y el 11 de abril se reencontró con el jonrón. Un verdadero tablazo.

Ya son 680 para el legendario dominicano. Será entretenido verle luchar por alcanzar los 700 antes de su adiós.

LA ATRAPADA DEL AÑO

¿Quién recuerda los inicios de Jurickson Profar en las Grandes Ligas?

El curazoleño era un súper prospecto, a quien los Rangers de Texas esperaban ver durante mucho tiempo en el short. En cambio, terminó convertido en utility y en otra organización.

Pero no es un utility cualquiera. Profar demostró el cuarto día de temporada que se ha ganado de muy buen modo el rol de súper utility que ahora ejerce como profesión.

Su atrapada contra Darin Ruf, en San Francisco, va a estar en los resúmenes de las 10 mejores jugadas de 2022 cuando este año termine. Ha sido, seguro, la más sobresaliente de todas hasta ahora. Y no solo porque terminó cayendo en la zona de seguridad del center, sino porque venía en tromba desde el left, en una veloz y memorable carrera de casi 100 pies, unos 30 metros de distancia.

Un out imposible. Un jugadón para no olvidar.

LOS 100 DE SOTO

Los Nacionales de Washington tendrán poco que celebrar esta temporada. Pero tienen al dominicano Juan Soto.

El joven slugger sacudió un monumental cuadrangular el quinto día de la justa, para llegar a 100 en su carrera como bigleaguer.

Soto tiene 23 años de edad.

De hecho, no cumplirá 24 hasta octubre. Todo lo que haga en 2022 sumará en una cuenta que le lleva a sitiales inéditos. Porque los inmortales Mel Ott (115) y Eddie Matthews (112) encabezan la lista de jonroneros en las Grandes Ligas entre los sluggers con hasta 23 años de haber nacido.

Por cierto, fue un bombazo de 451 pies.

Soto rechazó una extensión de contrato por 350 millones de dólares durante los entrenamientos primaverales. Y muchos creen que será el primer jugador con un convenio que supere los 400 millones. Después de todo, su OPS nos dice que desde su debut en 2018 ha sido un bateador 60 por ciento superior a la media de la MLB.

Y de nuevo, solo tiene 23.

KERSHAW Y LA PERFECCIÓN

Clayton Kershaw retiró a los primeros 21 hombres que vio pasar por el home en su debut de 2022. Siete innings completos y ganaban sus Dodgers 3 por 0. Digamos más bien 6 por 0, porque en la alta del octavo Los Ángeles anotó 3 más.

Miles de personas en el Target Field y centenares de miles alrededor de Estados Unidos y el mundo corrieron a ver en las pantallas de TV o en las redes sociales los últimos seis outs de aquella cita con la historia. Pero ya en la cueva sabían lo que el público conocería luego: Kershaw no seguiría sobre la loma.

Sin haber permitido hits, sin que nadie se le embasara, con 13 ponches en su cuenta, el manager Dave Robets se lo llevó a las duchas con solo 80 pitcheos.

La diatriba no para todavía. Una parte de la afición considera un sacrilegio lo hecho por Roberts. Pero el piloto lo justifica: el Spring Training duró cuatro semanas justas, cuando normalmente pasa de mes y medio. Kershaw todavía está construyendo el brazo. Nadie hace 100 o 110 envíos a falta de dos semanas para el Día Inaugural, que es el momento en el que técnicamente se encuentra el brazo del as, que además viene de cerrar 2021 entre lesiones.

El zurdo se complicó mucho menos que sus fanáticos. ¿Hizo mal su manager al sacarlo?, le preguntaron.

«Esas son hazañas individuales y este es un deporte de equipo», respondió él. Y punto final.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *