Foto captura de MLB Network

La reunión que este lunes sostendrán los representantes de la MLB y el sindicato de peloteros será cara a cara, la primera de ese tipo que ocurra desde el inicio, el 2 de diciembre, del paro laboral.

Un reporte publicado por el sitio MLB com señala que las partes se encontrarán en persona en la ciudad de Nueva York. El primer contacto, ocurrido la semana pasada, se dio vía Zoom.

Hay versiones encontradas respecto al intercambio inicial. Periodistas como Jeff Passan, de ESPN.com, aseguraron que la Asociación de Jugadores no recibió de buen grado las propuestas del comisionado de las Grandes Ligas.

Mark Feisand, en cambio, parece más optimista en su ás reciente nota, aparecida en la página oficial de las Grandes Ligas.

No ha habido declaraciones formales de un lado ni de otro. Tampoco hubo un diálogo a partir del documento entregado por los equipos días atrás.

Este paso del gremio de peloteros es visto unánimemente como el verdadero inicio de las negociaciones. Se espera que el director de la MLBPA, Tony Clark, haga oficiales las aspiraciones de sus representados.

La unión quiere que sea mayor el reparto de los beneficios económicos del Big Show. Para lograrlo, probablemente planteará cambios importantes en las normas del Draft Colegial y en el impuesto al lujo aplicado a los clubes que más gastan en nómina.

Para el sindicato es un punto crucial eliminar la costumbre de muchos equipos en la MLB al emprender una restructuración durante períodos que abarcan varias temporadas. Tales restructuraciones se llevan a cabo con rosters que presentan salarios considerablemente más bajos, al no haber estímulo para la competencia.

Los elencos que finalizan en las últimas posiciones de cada campaña son compensados con las mejores escogencias en el draft. Clark quiere que se pase a un sistema aleatorio, como en la NBA, para que la mayor cantidad de juegos perdidos deje de ser un estímulo para escuadras en restructuración, que ansían conseguir a los mejores prospectos al año siguiente.

¿PUNTOS FUERA DE DISCUSIÓN?

Diversos reportes afirman que el comisionado Rob Manfred considera fuera de toda discusión la posibilidad de rebajar de seis a cinco años el tiempo de servicio necesario para la agencia libre. También la reducción de tres a dos años para solicitar el arbitraje. Y es el mismo caso en relación al reparto de ganancias de los mercados grandes hacia los mercados más pequeños, el llamado «revenue sharing».

Esto último es visto por la MLBPA como parte de problema. Acusan a novenas en largo período de reconstrucción de vivir gracias a ese reparto, sin que tengan así estímulo para ser competitivos en el corto plazo.

La MLB, informó Feisand, propuso ya a su contraparte una modificación en el draft, el aumento del salario mínimo y la creación del bateador designado universal. También, elevar la tasa del impuesto al lujo y eliminar el sistema de ofertas calificadas, tan criticado por los peloteros.

El sistema de ofertas calificadas permite a un conjunto ofrecer un monto predeterminado por el viejo contrato colectivo a cualquiera de sus agentes libres. Si el jugador lo acepta, es renovado por un año más. Si no lo acepta, el equipo que termine firmándolo deberá ceder un turno en el siguiente Draft Colegial al club afectado. Esto rebaja el valor de los agentes libres y es visto por Clark como una calamidad.

El comisionado Manfred también quiere una postemporada con al menos 14 escuadras. Al otro lado de la mesa, se cree, aceptarían 12. Y quedaría fijar un acuerdo para el reparto de las ganancias que generarán esos nuevos playoffs, ya que los peloteros no cobran salario al llegar la postemporada.

LA BAJA DE LOS SALARIOS

La propuesta de este lunes ayudará a conocer si realmente está cercana la posibilidad de encontrar puntos medios o si, en cambio, existe un abismo entre las partes.

Un reporte del portal Fansided explica con números por qué Clark y sus representados tienen tanto disgusto.

El salario medio de las Grandes Ligas declinó 6,4 por ciento durante el ya expirado convenio laboral. Pasó de 4,45 millones de dólares en 2015 a 4,17 millones en 2021.

El 54 por ciento de los jugadores –más de la mitad de todos los bigleaguers– no son elegibles para la agencia libre. Por tanto, no pueden negociar libremente sus contratos.

De los 30 clubes, 13 tuvieron nóminas por debajo de los 100 millones de dólares en 2021. Y, citando cuentas del sitio Spotrac, tres de ellos pagaron apenas 17 millones de dólares a su roster activo, el de 26 hombres, durante la última campaña.

Las diferencias pueden ser enormes si se enfocan en estos últimos aspectos. Pero las brechas pudieran cerrarse de manera significativa si ambas partes aceptan fomentar la competitividad a corto plazo en la MLB.

Este lunes quizás haya una señal hacia uno u otro camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.