Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) consideran actualizar su guía sobre cubrebocas, para recomendar que todas las personas opten por los tapabocas con mayor protección si pueden hacerlo de manera constante.

Estos cubrebocas son los de tipo N95 o KN95, que usa el personal de atención médica. Así lo reveló un funcionario cercano a conversaciones que no estaba autorizado para hablar en público.

El contexto: Dado que la variante ómicron impulsa niveles récord de infecciones y hospitalizaciones, los expertos han instado repetidamente a la administración de Joe Biden a recomendar tapabocas de mejor calidad en lugar de cubiertas de tela; y a subrayar la importancia del uso de los cubrebocas.

  • Cuando los CDC emitieron su guía inicial sobre cubrebocas en 2020, los funcionarios de salud no recomendaron el uso de cubiertas faciales más protectoras por temor a que los trabajadores de la salud no pudieran obtenerlas.
  • Pero los funcionarios de salud han dicho que ya no hay una escasez grave de cubrebocas N95.
  • Se espera que la actualización de la guía señale que el mejor tapabocas es el que se usa de manera constante y correcta.

¿Por qué es importante? La guía actual de la agencia dice que un cubrebocas debe quedar bien ajustado, tener dos capas de tela transpirable y un puente de alambre alrededor de la nariz. La recomendación es que las máscaras N95 deben ser prioritarias para los trabajadores de la salud, una idea que critican expertos en salud pública.

  • Los cubrebocas N95 se ajustan individualmente pero a veces son difíciles de usar todo el día, según el personal de atención médica.
  • Se espera que la guía de los CDC recomiende que si las personas pueden “tolerar el uso de un cubrebocas KN95 o N95 todo el día, deberían hacerlo”.
  • Las máscaras N95 están aprobadas por el Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional y están diseñadas para filtrar hasta el 95% de las partículas, según los CDC. 

¿Qué dicen? “Actualmente, la agencia está buscando activamente actualizar sus recomendaciones para KN95 y N95 a la luz de ómicron”, dijo el funcionario. “Sabemos que estos cubrebocas brindan una mejor filtración”.

  • La directora de los CDC, Rochelle Walensky, se negó anteriormente a respaldar oficialmente a los estadounidenses que usan N95 con regularidad, en lugar de un cubrebocas de tela típica.
  • “Si la gente quiere capas adicionales de protección, las KN95 o N95 sí las ofrecen (…) Esos KN95 y N95 a menudo no son tan cómodos”, dijo Walensky en una entrevista de diciembre en PBS NewsHour.
  • Walensky hizo énfasis en que se deben mantener puestos en entornos de mayor riesgo.
  • “Esa pauta de tratar de guardar los N95 para los trabajadores de la salud está muy desactualizada”, sostuvo Michael Osterholm, quien dirige el Centro de Investigación y Políticas de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Minnesota.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.