Este viernes, el papa Francisco se pronunció para desear una feliz navidad. En su mensaje, Jorge Bergoglio hizo especial mención a los niños, los pobres y los enfermos, y recordó su infancia, cuando pasaba las fiestas cocinando junto a su abuela.

¿Qué dicen?: “A veces íbamos a casa de una tía por la noche, porque en Buenos Aires y en nuestra familia no había costumbre en esa época de celebrar la Nochebuena como hoy. Se celebraba el día 25, siempre con los abuelos. Recuerdo una vez una cosa curiosa: llegamos y mi abuela todavía estaba haciendo cappelletti, los hacía a mano», dijo.

  • Respecto a sus pensamientos en esta fecha, fue directo: «En los pobres, siempre. Como Jesús, que nació pobre: ​​ese día María era una mujer de la calle, porque no tenía un lugar adecuado para dar a luz. Y luego pienso en todos los olvidados, los abandonados, los últimos y, en particular, los niños abusados ​​y esclavizados».
  • «Luego, pienso en los niños enfermos que pasarán la Navidad en el hospital, no hay palabras, solo podemos aferrarnos a la fe, a Dios, y preguntarle: ¿Por qué?», añadió.
  • El papa Francisco se refirió a los padres que tienen a sus hijos fuera de hospitales, a quienes calificó como «afortunados». El pontífice pidió abrazarlos «con fuerza y ​pasen más tiempo».

¿Y ahora qué…?: Bergoglio se refirió a su salud y dijo encontrarse en buen estado luego de haber sido sometido a una operación de colon en julio de este año. Espera viajar nuevamente el próximo año.

  • Sobre si su condición ha cambiado su rutina diaria, el papa Francisco afirmó que todo sigue igual pese a haber pasado por el quirófano.
  • Explicó que sus hábitos son levantarse a las 4:00 am para rezar. Luego prosigue con sus compromisos.

Fuente principal de la noticia: EFE

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.