El gobernador de Massachusetts, Charlie Baker, anunció el lunes 13 de diciembre, planes para aumentar el acceso a los kits de prueba COVID-19 en el hogar para los residentes del estado.

La Administración distribuirá 2,1 millones de pruebas rápidas de antígenos para el hogar de iHealth Labs en 102 ciudades que tienen el porcentaje más alto de familias que viven debajo del umbral de pobreza.

Ante la aparición de la nueva variante ómicron, estas pruebas gratuitas estarán disponibles con el objetivo de aumentar el acceso a los test de COVID-19 en las comunidades más afectadas.

«Parte del objetivo aquí es ponerlos a disposición de muchas personas que no necesariamente tienen los recursos financieros necesario», dijo Baker. «Seamos realistas, en esta época del año hay muchas actividades y creo que lo que estamos tratando de hacer, es ofrecer una herramienta que se puede usar para hacer de esos eventos algo seguro».

A partir del martes 14 de diciembre, los equipos de la Guardia Nacional de Massachusetts y la Agencia de Manejo de Emergencias de Massachusetts, ayudarán a entregar los millones de kits de prueba rápida.

«Los residentes pueden completar las pruebas en su hogar. Los resultados se mostrarán en 15 minutos y no se necesitará un laboratorio», dijo la secretaria de Salud y Servicios Humanos, Marylou Sudders.

Para las 2,1 millones de pruebas se tomaron $10 millones del fondo asignado por el gobierno federal, que serán reembolsados ​​por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.