Al contrario de la tasa nacional de crímenes de violencia, los tiroteos y homicidios en Boston, disminuyeron un 70% este año, mientras que los arrestos por armas de fuego en la ciudad, aumentaron.

Del 1 de enero al 5 de diciembre de 2021, Boston registró 38 homicidios, frente a los 53 reportados durante el mismo período en el 2020. La cifra está incluso por debajo del promedio de la ciudad en los últimos 5 años, que es de 51 asesinatos. El total de incidentes con disparos también se redujo, de 224 el año pasado a 163 en el presente.

En general, lo que la policía denomina delito de «Part 1», que incluye homicidios, violaciones, agresiones con agravantes, robos, hurtos y robos de automóviles, se redujo en un 14%.

En 2020, con la pandemia del COVID-19, hubo un aumento en la violencia. Los tiroteos y homicidios subieron en comparación con el 2019, cuando la ciudad alcanzó la cifra más baja de los los últimos 20 años.

La tasa de homicidios en los Estados Unidos, experimentó un aumento masivo del 30% entre 2019 y 2020, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. En 2020, hubo 7.8 homicidios por cada 100 mil habitantes.

A pesar de que el 2021 muchas ciudades han mantenido o incrementado su índice de violencia, Boston ha sido una excepción. 

Las ciudades estadounidenses que han establecido récords de homicidios este año incluyen St. Paul, Indianápolis; Columbus, Filadelfia; Louisville; Portland, Oregon y Baton Rouge, entre otras.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.