Por: Yulieth Osorno para El Planeta
El 5 de diciembre en el East Boston Neighborhood Health Center, se realizó el evento anual navideño del programa CATCH (Children’s Access to Coordinated Healthcare), el cual proporciona servicios innovadores, recreativos y terapéuticos para niños con necesidades especiales. Durante el evento, los niños recibieron obsequios y tuvieron la oportunidad de tomarse fotos con sus familiares y con Sanito, la mascota del EBNHC. Más de 160 niños y adolescentes fueron los invitados especiales junto a sus familiares que forman parte del programa y viven en comunidades, como East Boston, Chelsea, Revere y Everett, entre otras.

Lourdes Bravo Coordinadora de CATCH con dos de los niños del programa. / Foto: Yulieth Osorno

Los protocolos de seguridad contra el COVID-19 se llevaron a cabo durante esta tradición especial que ya lleva 26 años. “Siempre me han tomado en cuenta y en el invierno nos dan tarjetas de comida, chaquetas y todo lo que mis niños puedan necesitar” nos comentó Blanca Ochoa, mientras recibía los regalos para sus hijos Sofía y David.
Por su parte, Marleny Alberto cuenta que lo que más le gusta de este programa es que las mamás pueden aprender de otras mamás y crear alianzas “me siento feliz y orgullosa de que exista este programa, es de gran ayuda tanto para niños como para las familias”, agrega Marleny. El programa CATCH utiliza un enfoque de intervención temprana y salud en general para desarrollar un plan individualizado para cada participante.
El programa no sólo se encarga del cuidado de los niños, también de los servicios médicos, escuelas y recursos de seguro social, también contribuye con el transporte, eventos y programas como terapia de música, paseos por barcos veleros, salidas al zoológico y muchas otras actividades.

Entrega de regalos donados por parte de médicos y enfermeros del departamento de Pediatría East Boston Neighborhood Health Center. / Foto: Yulieth Osorno

“Lo más lindo es ver como familias y empleados anhelan cada año que llegue este día, los enfermeros y médicos de pediatría donan los regalos e incluso hasta hornean las galletas” comenta Lourdes Bravo, coordinadora del programa y enlace con los padres.

Zona de refrigerios y galletas horneadas por el personal de pediatría de East Boston Neighborhood Health Center. / Foto: Yulieth Osorno


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.