La alcaldesa Michelle Wu indicó que estaría considerando destinar parte de los fondos públicos a crear un programa de alivio financiero para los propietarios de Boston.

Wu está tomando en cuenta lo planteado por el alcalde de Springfield, Domenic Sarno, quien propuso gastar $5 millones del superávit presupuestario de la ciudad durante los próximos dos años con el objetivo de reducir la tasa de impuestos para los propietarios de viviendas, señala Boston Herald.

Cuando se le preguntó el sábado, 27 de noviembre, si Boston debería hacer algo relacionado con el dinero extra que entró a la ciudad, Wu dijo al medio citado anteriormente que «mantendría la mente abierta» a cualquier idea.

«Queremos asegurarnos de que, a medida que nuestra economía se recupera, nuestros residentes no carguen con las consecuencias de la pandemia», dijo Wu en respuesta. “Espero comenzar la temporada presupuestaria con una conversación completa con el Concejo Municipal y todos nuestros socios a nivel estatal y federal para que podamos hacer un buen uso de estos fondos de recuperación, y mantendremos la mente abierta cualquiera de estas ideas. Siempre me emociona ver a nuestras ciudades hermanas innovar y mostrar nuevas formas de pensar en políticas».

La tasa de impuestos residenciales de Boston aumentó en 11 centavos, o 1.0%, de $10.56 a $10.67 por cada $1,000 de valor tasado en el año fiscal 2021. Mientras que la tasa de impuestos comerciales disminuyó en 37 centavos, o 1.5%, de $ 24.92 a $24.55 .

Se espera que esta semana el Ayuntamiento celebre una audiencia acerca de cómo dividir su tasa impositiva entre propiedades residenciales y comerciales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.