Con el fin de la semana de Thanksgiving, el aeropuerto Logan de Boston, recibió a cientos de miles de pasajeros que regresaban a sus hogares el domingo 28 de noviembre, tras estar fuera unos días.

La Administración de Seguridad en el Transporte, indicó que probablemente unos 50.000 pasajeros pasaron por el aeropuerto Logan el domingo. Según la portavoz de la Autoridad Portuaria de Massachusetts, Bernice Freedman, hasta 900.000 pasajeros en total, viajarían a través del aeropuerto del 19 al 29 de noviembre.

A pesar de la amenaza de la nueva variante ómicron que conduce a prohibiciones de viaje en todo el mundo, algunos viajeros dijeron a The Boston Globe que no estaban más preocupados de lo habitual.

Pasajeros comentaron al medio citado anteriormente, que se sentían más cómodos viajando ahora que a principios de verano. Asimismo, aseguraron que seguían tomando las medidas de precaución para evitar contagios, lavarse las manos, usar mascarilla y mantener distancia social.

La Administración de Seguridad del Transporte tenía previsto que 2,4 millones de personas volaran el domingo, lo que sería la mayor cantidad de viajeros aéreos en un solo día desde que comenzó la pandemia.

El viernes 26 de noviembre, el presidente Joe Biden, anunció la prohibición de viajar desde y hacia ocho países del sur de África, medida que entra en vigor este lunes.

La variante ómicron fue clasificada como preocupante y altamente transmisible por la Organización Mundial de la Salud. De momento, se desconoce si se propaga más rápido que otras o si podrá evadir las actuales vacunas contra el COVID-19.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.