Casi un minuto duró la ovación. La fanaticada que asistió el domingo al estadio Quisqueya aplaudió de pie y durante un largo rato al bateador más prolífico que ha dado el Caribe. El estreno de Albert Pujols en su país finalmente sucedió y la temporada de beisbol invernal cobró mayor calor.

La acción en LIDOM recién empieza. Pero la presencia de Pujols le ha dado una proyección y trascendencia únicas. Hasta el sitio oficial de MLB en inglés le dedicó un buen espacio al suceso, para destacar la feliz noticia.

Pujols conectó el batazo que dejó en el terreno al Licey y condujo al Escogido a la victoria. Porque, sí, su debut ocurrió en pleno encuentro entre los dos rivales tradicionales de la pelota dominicana, ante miles de personas en el parque y millones delante de los televisores y las redes sociales.

El beisbol caribeño vive un buen momento, desde México hasta Venezuela.

En suelo azteca hasta ha nacido un nuevo circuito. La Liga Mexicana del Pacífico dio inicio el 5 de octubre, con sus 10 equipos. Como siempre. Pero también hay actividad en sitios donde antes había descanso en estas fechas.

Y es que acaba de nacer la Liga Invernal Mexicana, un proyecto creado por la Liga Mexicana de Beisbol –el principal circuito de verano en el país–.

Ocho escuadras se ven allí. Acereros de Monclova, Algodoneros de Unión Laguna, Saraperos de Saltillo y Sultanes de Monterrey se ven en la Zona Norte. En la Zona Sur están los Diablos Rojos de México, Guerreros de Oaxaca, Pericos de Puebla y un combinado formado por El Águila de Veracruz y los Leones de Yucatán.

El nuevo proyecto tiene el objetivo de desarrollar a los peloteros más jóvenes que en un futuro serán parte de la LMB. Y quezás del propio Big Show.

En Venezuela también toma calor la Liga Venezolana de Beisbol Profesional.

Más de una decena de jugadores que este mismo año pasaron por las Grandes Ligas han visto acción ya en la LVBP. Otros se incorporan desde esta semana: el receptor Rafael Marchán, de los Filis de Filadelfia, por ejemplo. O el pitcher Luis Madero, de los Marlins de Miami.

José Martínez se entrena para jugar en breve, luego de que una lesión le impidiera ver acción con los Mets de Nueva York. Miguel Rojas, campocorto de los Marlins, ya pasó por el estadio Universitario para avisar que planea jugar.

Pero tambien en Puerto Rico hay buenas noticias. La Liga Roberto Clemente presentó su nuevo campeonato. Y viene recargado.

Luego de años de torneos cortos, que solo duraban unas pocas semanas, en Borinquen se jugará desde el 6 de noviembre hasta enero, con cierre luego, en la Serie del Caribe.

Nicaragua también dará rienda suelta este fin de semana. Colombia lo hará el 11 de noviembre. Panamá un poco más tarde, el 9 de diciembre…

El beisbol en la región ya está en pleno apogeo, antes de finalizar la Serie Mundial.

Pujols, claro, es la gran figura. Así lo fue hace un año el laureado boricua Yadier Molina, que se mantuvo activo hasta febrero, al asistir a la Serie del Caribe con la escuadra puertorriqueña.

The Machine no ha dicho hasta cuándo jugará con el Escogido.

Tampoco sabemos si la fiebre de jugar en su país cotagia a Pujols como antes a Molina y le lleva hasta el clásico regional. Por ahora le aplauden el gesto. Fue casi un minuto de ovación en su primer turno al bate, en un estadio desbordante de emociones por su debut en la pelota del Caribe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.