A medida que el presidente Trump y su círculo íntimo parecen estar cada vez más centrados en Ucrania como un posible trampolín para Joe Biden y otros demócratas, los funcionarios que están a punto de tomar el poder en Kiev están transmitiendo su propio mensaje: “No nos metas en esto”.

Los partidarios del presidente electo ucraniano Volodymyr Zelensky admitieron en entrevistas este sábado que temían que se vieran arrastrados en un conflicto político interno en Estados Unidos, potencialmente a expensas de Ucrania.

El abogado personal de Trump, Rudolph W. Giuliani declaró este viernes que estaba cancelando un viaje a Ucrania durante el cual planeaba impulsar investigaciones que incluyeran al hijo de Biden, Hunter y su tiempo en la junta directiva de una compañía de gas ucraniana.

Agregando además que cancelaba el viaje porque había «enemigos» de Trump en el equipo de Zelensky, un comediante sin experiencia política que derrocó al presidente Petro Poroshenko en una segunda vuelta electoral el mes pasado.

Zelensky, que interpretó al presidente de Ucrania en un popular programa de televisión, ha prometido luchar contra la corrupción y presionar para poner fin a la guerra contra los separatistas apoyados por Rusia en el este de Ucrania. Pero mantener una estrecha relación con Washington es fundamental.

Muchos funcionarios ucranianos ven el apoyo de Estados Unidos como un elemento disuasivo clave que impide que el presidente ruso Vladimir Putin, siga invadiendo su territorio. Los diplomáticos occidentales en Kiev han expresado su preocupación de que Zelensky, dada su falta de experiencia política, pueda ser superado en las negociaciones con Putin.

Con información de The Washington Post

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *