Un grupo de entre diez y quince aficionados recibieron a los jugadores del Barça en el Camp Nou, a su llegada de Granada, la madrugada del sábado con insultos y reproches por la actitud mostrada en el Nuevo Los Cármenes.

El reducido grupo, que exigía hablar con los capitanes del equipo, recibió a los jugadores al grito de “no tenéis vergüenza” o “solo pensáis en el Mundial” así como “hijos de pa.

Uno de los jugadores más criticados fue el portero José Manuel Pinto a quien le gritaron “vete ya del Barça”.

A pesar del ambiente de tensión, Mascherano accedió a detener el coche en la puerta para intentar dialogar con los aficionados a los que les prometió dar la cara por el club el próximo miércoles en la final de Copa del Rey, en Mestalla.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.