Tras la renuncia de Benedicto XVI, cuando comenzaron las especulaciones sobre quién podría convertirse en el nuevo papa, la prensa daba prácticamente por descartada la posibilidad de que el próximo pontífice fuera de nacionalidad estadounidense: un papa proveniente de una superpotencia corría el riesgo de mezclar la iglesia con los intereses políticos. Aun así, se perfilaba al cardenal Timothy M. Dolan, arzobispo de Nueva York, como posible candidato. El nombre de Sean O’Malley, de la arquidiócesis de Boston, no figuraba más allá de la prensa extremadamente local de Massachusetts.

Pero en los últimos días algunos analistas del Vaticano que reportan a los principales periódicos italianos han nombrado en varias oportunidades al cardenal Sean O’Malley como uno de los «papables» con más oportunidades de ganar.

Algo en él ha llamado la atención. Y es que el obispo O’Malley, de 68 años de edad, ha dedicado su carrera a limpiar la diócesis de Boston, que estuvo devastada por escándalos de abuso sexual infantil. De larga trayectoria O’Malley, una historia parece haber capturado la mayor atención: En 2003, cuando llegó a Boston -el epicentro del escándalo de pedofilia de la iglesia-, O’Malley decidió vender la mansión renacentista que había servido de hogar a los últimos cuatro arzobispos de Boston, para donar dinero a las víctimas de la pedofilia.

O’Malley tardó sólo seis semanas, desde que se instaló en Boston, para resolver cientos de acusaciones de abuso sexual que habían mantenido la arquidiócesis en crisis. Su predecesor, el cardenal Bernard Law, renunció como arzobispo en diciembre de 2002, después de que un juez de Massachusetts sacó a relucir el primer caso sospechoso. Las revelaciones desataron una crisis que se extendió por todas las diócesis estadounidenses y por todo el mundo.

El cardenal barbudo, de voz suave se ha ganado un apodo, dado que pertenece a la orden de los Capuchinos Franciscanos: le llaman el sacerdote capuchino. Pero cabe destacar que muy pocos miembros de las órdenes religiosas han liderizado la iglesia.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *