Las mexicanas Paola Espinosa y Tatiana Ortiz se declararon «dichosas con la vida» luego de obtener este martes la medalla de bronce en la prueba de plataforma sincronizada 10 m del torneo de clavados de los Juegos Olímpicos de Pekín-2008, una presea que les «sabe a oro».

LEE LA NOTICIA AQUÍ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.