Reporta Descifrado.com que el senador John McCain, candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos, solicitó la suspensión del primer debate presidencial televisado que se llevaría a cabo la semana que viene, considerando que la frágil situación financiera del país no está como para un debate presidencial. De hecho, McCain suspendió su campaña electoral para ayudar al Senado a aprobar el plan de rescate de 700 millardos de dólares que solicitó el gobierno de Bush. Su contraparte, el congresista Barack Obama, declaró que más bien este es el momento de debatir y decirle la verdad al pueblo norteamericano. ¿Se llevará a cabo el debate?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.