Es fácil darse cuenta de que las calles de Boston están llenas otra vez de jóvenes con backpacks y libros. El Boston Herald reporta que la llegada de los estudiantes fue abrupta a pesar de que hubo tres días para que hicieran sus mudanzas de forma más relajada. La gran mayoría de jóvenes esperaron para hacer todo a última hora y la ciudad explotó en caos, en especial en sectores como Allston, con gran población de estudiantes.

Lee la noticia aquí

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *