Solo fue un debilitado huracán Ike el que pasó anoche por la isla, pero así y todo dejó cuatro muertos y destrucción. Las calles en ciertas poblaciones estuvieron cubiertas por cinco metros de agua.

Lee la noticia aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.