Por María Iñigo

Dos estudiantes hispanas de la escuela Maurice J. Tobin K-8 de Roxbury fueron las ganadoras del concurso de escritura patrocinado por la empresa BeeLine Transportation y cuya convocatoria estaba abierta a todos los estudiantes de escuela intermedia y secundaria del área de Boston. Las estudiantes de octavo grado Alexandra Olmo, de Roxbury, y Deborah Méndez, del South End, ganaron el concurso escribiendo un ensayo sobre la relevancia de la victoria del presidente electo Barack Obama.

Por la calidad de sus escritos, Olmo y Méndez fueron premiadas con un viaje doble a Washington, DC, para ser testigos de la inauguración presidencial número 44 el próximo 20 de enero, donde el ex senador Barack Obama asumirá funciones como Presidente de los Estados Unidos.

Cheryl Watson, directora de la escuela Maurice J. Tobin, dice estar muy orgullosa de sus estudiantes: «No podría estar más emocionada, son unas niñas súper dedicadas y el que tengan la oportunidad de ir a Washington y ser testigos de un evento histórico de tal relevancia las va a motivar a seguir trabajando por alcanzar sus sueños… algo que siempre tratamos de inculcarles en la escuela».

Deborah Méndez, originaria de Santo Domingo, República Dominicana, dice que el ser parte de una minoría le ha dado la oportunidad de apreciar la importancia del cambio que la pasada elección representó.

«Como escribí (en el ensayo), de pequeña yo fui discriminada en el salón de clase por ser latina, sé lo que se siente, pero espero que con los cambios que vendrán con el presidente Obama, otra niña como yo no tendrá que pasar por lo mismo», explica Méndez, y hablando sobre su experiencia añade: «No entendía lo que pasaba, era la única niña hispana en el grupo y sentía que tenía que esconder quien era para ser aceptada, para ser tratada como los otros estudiantes.

Me sentía muy mal». Méndez dice que, hace unas semanas, cuando su maestra le avisó que su ensayo había ganado, no podía esperar para hacérselo saber a su familia: «fui al baño y le hable a mi mamá para decirle, ella estaba súper emocionada, se puso a gritar por el teléfono y cuando regresé a casa le había hablado a toda mi familia».

Alexandra Olmo, de familia puertorriqueña, vive con sus abuelos y recuerda con emoción cómo, al decirle a su abuela Josefina Otero, ésta lloró de emoción por el triunfo de su nieta. «Estaba tan emocionada que empezó a llorar, desde entonces me ha comprado regalos, ha limpiado mi cuarto y lavado mi ropa sucia… hasta enmarcó mi ensayo para colgarlo en la casa», dice Olmo, a la vez que sonríe.

Otero, quien ha sido la responsable de la educación de su nieta y trabaja en la cafetería de su escuela, fue quien sirvió como inspiración para el ensayo de Olmo: «Mi inspiración fue mi abuela y la lucha de la gente como ella, y la satisfacción de saber que nosotros (refiriéndose a futuras generaciones) no vamos a tener que pasar por lo mismo».

Olmo dice que estas actividades son benéficas para los jóvenes: «Te ayuda para que sepas más y así, cuando cumplas 18 años y puedas votar, tengas información para decidir de qué lado estas, si eres Demócrata o Republicano».

Y, al respecto de su próximo viaje a Washington, DC, Olmo dice: «Espero aprender más sobre la historia de Estados Unidos y sobre el presidente Obama».

El par de niñas de Roxbury están tan emocionadas ante la idea de asistir a la inauguración presidencial en Washington que ya tienen listos sus atuendos para el evento.

Olmo portará un abrigo negro de botones y un sombrero a juego, y Méndez pantalones negros con una blusa negro con blanco. Para ambas, ésta será la primera vez que visiten la ciudad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.