El Boston Globe reporta que 38 ancianos que residen en una casa de retiro en Taunton, fueron llevados a un hospital del área después de que se detectaron altos niveles de monóxido de carbono en el edificio donde funciona la institución. Afortunadamente los ancianos no estaban envenenados, sino que fueron llevados al centro de salud como medida preventiva.

Lee la noticia aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.