Funcionarios de la administración de Biden reportaron que han estado coordinando con las agencias federales para monitorear la cadena de suministro y anticiparse a una escasez significativa. Credit: EFE/EPA/JEROME FAVRE
Funcionarios de la administración de Biden reportaron que han estado coordinando con las agencias federales para monitorear la cadena de suministro y anticiparse a una escasez significativa. Credit: EFE/EPA/JEROME FAVRE

Con el aumento de infecciones de COVID-19 en China, EEUU nuevamente corre el riesgo de quedarse sin suministros médicos mientras el país asiático trata de mantener las fábricas en funcionamiento y las mercancías que salen de sus puertos.

Desde 2020 los funcionarios federales, hospitales y empresas de atención médica han tratado de disminuir la dependencia de China en artículos importantes como tapabocas, guantes de látex, batas quirúrgicas, herramientas de dispositivos médicos y medicamentos.

Se espera que estos esfuerzos de independencia se vean reflejados en las próximas semanas y meses a medida que el virus se propaga luego de que el gobierno chino levantara todas las restricciones el mes pasado.

Aunque China ha dejado de publicar cifras oficiales de las infecciones y muertes por COVID-19, informes médicos muestran hospitales están llenos de pacientes.

Sin embargo, de acuerdo con NBC News, proveedores médicos y funcionarios estadounidenses informaron en entrevistas que estuvieron monitoreando la situación en China y que aún no habían visto escasez directamente relacionada con la última ola de infecciones.

Lo que se sabe de la cadena de suministros médicos entre China y EEUU

Funcionarios de la administración de Biden reportaron que han estado coordinando con las agencias federales para  monitorear la cadena de suministro y anticiparse a una escasez significativa, a diferencia del comienzo de la pandemia, esto debido a los esfuerzos del gobierno para reforzar las reservas del país y las acciones de las empresas en pro de disminuir la dependencia de China.

 “Estamos buscando muchas señales de alerta temprana potenciales en la cadena de suministro médico para cualquier tipo de interrupción. En este punto, no hemos detectado ninguna interrupción actual o probable, al menos en el flujo de medicamentos o dispositivos o suministros de PPE (equipo de protección personal) a los Estados Unidos dado lo que está sucediendo en China”, declaró a NBC News un funcionario de la Casa Blanca.

Por su parte, ejecutivos de atención médica y los analistas de la cadena de suministro advirtieron que el impacto de la última ola de COVID-19 en China podría tardar meses en abrirse camino a través de la cadena de suministro y se dependerá de la trayectoria de la pandemia en las próximas semanas.

«Si bien la situación ha mejorado en comparación con las primeras etapas de Covid en 2020, los fabricantes y distribuidores aún enfrentan escasez, largos plazos de entrega y riesgos de suministro, combinados con mayores costos operativos. La nueva ola de Covid que ha comenzado a resurgir amplificará aún más los desafíos», comentó Vijay Mohan, vicepresidente de o9 Solutions, que proporciona tecnología de gestión de la cadena de suministro a las empresas de atención de la salud.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *