Unos lugareños se sientan en una mesa dentro de una tienda de campaña mientras cargan sus teléfonos móviles, en Kherson, sur de Ucrania, el 22 de noviembre de 2022, en medio de la invasión rusa. Tiendas de campaña con calefacción, electricidad, comida y acceso a internet han aparecido en la recién reconquistada ciudad ucraniana de Kherson, que se encuentra sin electricidad | FOTO: EFE/EPA/IVAN ANTYPENKO

Rusia volvió a atacar a Ucrania el miércoles. Se escucharon múltiples explosiones en la capital ucraniana, Kiev, que sonaron junto con sirenas antiaéreas.

El alcalde Vitali Klitschko publicó en Telegram que “una de las instalaciones de infraestructura de la capital ha sido alcanzada”. Instó a la gente a “¡mantenerse en los refugios! La alerta aérea continúa”.

Klitschko no dio más detalles, y no hubo más información sobre si los objetivos pueden haber sido alcanzados y cuáles.

 En las últimas semanas, Rusia ha estado bombardeando repetidamente la capital de Ucrania en tiempos de guerra y las instalaciones eléctricas de todo el país, provocando apagones generalizados.

Un ataque nocturno con cohetes destruyó la sala de maternidad de un hospital en el sur de Ucrania y mató a un bebé de dos días de nacido. La madre del bebé y el médico fueron sacados de los escombros. 

La primera dama de Ucrania dijo que el ataque causó un “dolor horrible”, prometiendo que “nunca olvidaremos y nunca perdonaremos”.

Los esfuerzos de los trabajadores médicos se han visto complicados por los incesantes ataques rusos de las últimas semanas a la infraestructura de Ucrania, que según las autoridades han causado enormes daños a la red eléctrica.

El operador de la red estatal, Ukrenergo, dijo que todas las regiones de Ucrania sufrirían cortes de energía el miércoles.

“Los respiradores no funcionan, las máquinas de rayos X no funcionan… Sólo hay un ecógrafo portátil y lo llevamos constantemente”, dijo Volodymyr Malishchuk, jefe de cirugía de un hospital infantil de la ciudad.

Malischchuk dijo que esta semana han llegado al hospital tres niños heridos por los ataques rusos, la mitad de los que habían ingresado en todos los nueve meses transcurridos desde el comienzo de la invasión. 

Fuente principal de la noticia: AP

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *