Los funcionarios estatales de salud pública publicaron el viernes 3 de junio una serie de recomendaciones de seguridad para prevenir las picaduras de garrapatas y mosquitos en el verano, así como las precauciones para evitar accidentes acuáticos o automovilísticos.

Con respecto a las garrapatas, el Departamento de Salud Pública de Massachusetts indicó que «lo más importante» que pueden hacer los residentes es revisarse una vez al día para detectar picaduras.

Otras trucos contra garrapatas incluyen el uso de repelentes que contienen DEET sobre la piel expuesta y los del insecticida permetrina en la ropa; permanecer en las rutas principales al caminar o ir de excursión para evitar rozar la hierba alta y arbustos; usar camisas de manga larga de colores claros y pantalones largos metidos dentro de los calcetines cuando el clima lo permite, según el comunicado.

«Las garrapatas pueden hacerte enfermar si te pican», dice el DPH. «Se encuentran más comúnmente en áreas cubiertas de hierba, matorrales o boscosas. Las garrapatas solo se adhieren cuando entra en contacto directo con ellas, no pueden saltar ni volar».

Los perros también pueden tener problemas, según el comunicado.

«Debido a que los perros y los caballos son particularmente susceptibles, hable con su veterinario sobre las mejores formas de proteger a sus animales de las enfermedades transmitidas por garrapatas».

Con respecto los mosquitos, los funcionarios aconsejan drenar el agua estancada dentro y alrededor de la casa o el patio para evitar la reproducción; reparar mosquiteros de puertas y ventanas; usar repelente con un ingrediente registrado por la EPA; y usar ropa que reduzca la piel expuesta, nuevamente si el clima lo permite.

Precaución al nadar

Además, el DPH indicó que el ahogamiento es «una de las principales causas de muerte entre los niños pequeños», tanto a nivel nacional como estatal, y señaló que los residentes pueden tomar varias medidas para proteger a los más pequeños.

Esos pasos, según el comunicado, incluyen:

  • Supervisar a los niños cuando estén cerca del agua
  • Mantener a un adulto atento de los bebés y niños pequeños siempre que estén en el agua, incluso en la bañera
  • Separar completamente la casa y el área de juegos del patio del área de la piscina con una cerca
  • Instalar cerraduras o alarmas automáticas en las puertas, retirar flotadores, pelotas y otros juguetes de las piscinas después de su uso para que los niños no se sientan tentados a alcanzarlos
  • Mantener equipo de rescate, como ganchos o salvavidas y teléfonos cerca de las piscinas; además del uso de chalecos salvavidas aprobados por la Guardia Costera de los EE.UU. que se ajusten adecuadamente a los niños que no saben nadar

Los funcionarios también publicaron múltiples recomendaciones para las áreas públicas de natación. Entre ellas se encuentran: elegir lugares para nadar con salvavidas siempre que sea posible; nadar solamente en las áreas designadas para ello, siempre con un compañero; y buscar la señalización en las playas.

Con respecto a la señalización, el comunicado indica que el DPH «recopila datos sobre la calidad del agua de la playa y notifica al público sobre los niveles de bacterias para minimizar las enfermedades y lesiones asociadas a la natación».

La declaración también se refirió a la seguridad de las ventanas, y señaló que las caídas son la principal causa de lesiones en los niños y que las que ocurren desde ventanas son «especialmente graves».

Para evitarlas, señalaron las autoridades, los residentes deben mantener lejos de las ventanas los muebles y cualquier otro artículo sobre el que los niños puedan gatear. También deben abrir las ventanas desde la parte superior, en lugar de la inferior, siempre que sea posible; y bloquear las puertas y ventanas sin abrir.

Previsiones al conducir

La agencia también ofreció recomendaciones detalladas sobre la seguridad en el automóvil.

«El interior de un vehículo puede ser un lugar muy peligroso para los niños que quedan adentro», indica el DPH. «En los meses de verano en Nueva Inglaterra, la temperatura en un automóvil cerrado puede subir rápidamente y el vehículo puede convertirse en un lugar mortal para un niño, aunque sea abandonado por un momento».

El comunicado señala que los niños nunca deben quedarse solos en un vehículo estacionado, incluso si están dormidos o si las ventanas están abiertas. Los conductores deben revisar el interior del vehículo antes de cerrar las puertas y alejarse.

«Si ve a un niño solo dentro de un vehículo, llame a la policía», indica el comunicado. «Si están en peligro debido al calor, sáquelos lo más rápido posible y llame al 911 de inmediato».

La agencia también recordó a los residentes que los niños menores de 12 años deben viajar en el asiento trasero, con las sujeciones adecuadas, incluso durante los recados rápidos.

«Los bebés y los niños pequeños deben permanecer en los asientos de seguridad en la parte de atrás hasta que alcancen el peso o la altura permitidos por el fabricante de sus asientos de seguridad», señala el DPH. «Como mínimo, los niños deben viajar en la parte de atrás hasta que tengan al menos un año y pesen al menos 20 libras».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.