Un sargento de la policía de Boston identificado como Clifton McHale fue suspendido por 10 días luego de una investigación dentro del departamento vinculada con la dinámica del oficial durante las protestas del año pasado desatadas por el asesinato de George Floyd.

De acuerdo con información de la cadena de noticias CBS, el uniformado fue capturado por la cámara corporal de un compañero de labores cuando presuntamente alardeó de haber golpeado a uno de los manifestantes con su vehículo la noche que iniciaron las protestas en la ciudad.

La investigación arrojó que McHale en realidad no golpeó a nadie con su vehículo; sin embargo, sus declaraciones fueron calificadas como «impropias de un oficial de policía».

Pruebas de video  y entrevistas a testigos determinaron la verdadera acción del sargento, según confirmó John Boyle, portavoz del Departamento de Policía de Boston.

El sargento McHale deberá cumplir con ocho días de suspensión y si no se mete en problemas no necesitarán pagar la sanción en los dos últimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.