El ejército israelí dijo el martes que planea expandir su bombardeo de las redes de túneles de Hamas que corren bajo áreas civiles en Gaza en los próximos días a pesar de los pedidos de un alto el fuego. La violencia también se apoderó de la ocupada Cisjordania, donde los palestinos realizaron manifestaciones de solidaridad.

En un día de escalada del conflicto en múltiples frentes, al menos un palestino en Cisjordania murió y 87 resultaron heridos, incluidos al menos 18 por munición real, en enfrentamientos con soldados israelíes, dijeron funcionarios de salud allí.

Los comandantes israelíes dijeron que los manifestantes habían «disparado ampliamente» contra las tropas israelíes, hiriendo a dos soldados. Las manifestaciones palestinas, en Cisjordania y ciudades de todo Israel, se produjeron en el noveno día de conflicto entre Hamas e Israel.

Te puede interesar: Administración de Biden aprueba venta de armas a Israel

Ataques constantes entre Israel y Palestina

Las sirenas de cohetes sonaron en todo el sur de Israel el martes cuando se dispararon nuevas descargas desde Gaza luego de los ataques aéreos israelíes durante la noche. Dos trabajadores tailandeses en Israel murieron en ataques con cohetes, dijo la policía israelí.

Más temprano en el día, el ejército israelí dijo que 62 aviones de combate lanzaron 110 «armamentos guiados» durante la noche sobre objetivos en Gaza, centrándose en la red de túneles de Hamas que serpentea bajo un territorio densamente poblado.

El presidente Biden se ha sumado a los crecientes llamamientos internacionales para un alto el fuego, pero no había señales de que la operación estuviera llegando a su fin. El portavoz militar israelí, el teniente coronel Jonathan Conricus, llamó a los túneles la «columna vertebral» de las operaciones de Hamas y dijo que la campaña para destruir la red subterránea «se ampliará» en los próximos días.

Mientras el grupo militante pueda disparar cohetes, dijo, «el tema de cualquier desescalada obviamente no está sobre la mesa». Dijo que los objetivos se elegirían para evitar víctimas civiles tanto como sea posible.

Pero los cohetes están golpeando túneles debajo de las calles residenciales. Al menos 42 personas murieron durante los ataques aéreos israelíes la madrugada del domingo, según las autoridades sanitarias de Gaza. Israel ha dicho que se trataba de bajas involuntarias causadas cuando los edificios se derrumbaron en ataques dirigidos a túneles.

The Washington Post. Traducción libre por El Tiempo Latino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.