ESPACIO. El cohete Long March 5B, que transportó un módulo central de la estación espacial Tianhe de China, despegó en la provincia de Hainan, China, el 29 de abril de 2021. | Foto: Efe.

Este domingo, la NASA criticó a China por «no cumplir con los estándares responsables» luego de que los restos del cohete incontrolado ingresaran a la atmósfera terrestre en última hora de la noche del sábado.

Los escombros del cohete aterrizaron en en el Océano Índico, al oeste de las Maldivas, según indicaron los medios de comunicación de China. La mayoría de los restos se quemaron durante el reingreso a la atmosfera, reseñó The Hill.

Sin embargo, el Comando Espacial de EE.UU. informó que se desconoce si durante el reingreso del cohete los restos tocaron tierra o agua.

Bill Nelson, administrador de la NASA, criticó durante una declaración el sábado la acción de Pekín ante el hecho, y añadió que tanto China como otros países que desarrollan prácticas espaciales «actúen responsable y transparentemente».

«Las naciones espaciales deben minimizar los riesgos para las personas y la propiedad en la Tierra de reingresar objetos espaciales y maximizar la transparencia con respecto a esas operaciones. Está claro que China no está cumpliendo con los estándares responsables con respecto a sus desechos espaciales», dijo el exsenador demócrata de Florida.

Asimismo, agregó que es fundamental que «China y todas las naciones y entidades comerciales espaciales actúen de manera responsable y transparente en el espacio para garantizar la seguridad, la estabilidad, la seguridad y la sostenibilidad a largo plazo de las actividades del espacio ultraterrestre».

El cohete provenía de China Long March 5B. El mismo había despegado en la isla de Hainan el pasado 29 de abril.

Según The Associated Press, en Jordania, Omán y Arabia Saudita se detectaron escombros del cohete, y publicaron en las redes sociales videos de los escombros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.